Última Hora

El estadounidense Brooks Koepka dejó a una espectadora sangrando en la jornada inaugural de la Ryder Cup, este viernes, con un lanzamiento que impactó en la cara de la aficionada.

El ganador de tres torneos mayores, dos de ellos este año, que jugaba el primer partido de la competición, en el sistema 'fourball', junto a su compatriota Tony Finau frente a los europeos Jon Rahm y Justin Rose, envió la bola entre el público en el sexto hoyo.

Los servicios médicos acudieron a tratar a la mujer, que no perdió el conocimiento, mientras Koepka, visiblemente contrariado, se interesaba por su estado, después de haber enviado su lanzamiento muy a la izquierda del 'fairway', entre la gente.

"Fui a verla. Sangraba mucho. La bola debió darle en pleno ojo. Felizmente no tuvo pérdida de visión ni otra cosa", comentó Koepka.

"Pero no es agradable cuando se hace mal a alguien sin querer. Aunque a veces pasa. Y uno se siente mal", añadió el estadounidense.

"Nunca quieres que la bola impacte en la cara un espectador, y menos de una mujer. Yo estaba realmente mal", concluyó el norteamericano.

Según los organizadores, la mujer, atendida por los equipos médicos en el lugar, fue después conducida a un hospital tras el incidente, y no sufre ninguna fractura. 

Koepka y Finau acabaron ganando su partido por un hoyo arriba a Rahm y Rose.

Cientos de espectadores se agolpaban junto a los 'fairways' este viernes por la mañana, en esta competición que atraerá a unas 200.000 personas en las tres jornadas de la Ryder Cup en Le Golf National, en Saint Quentin en Yvelines, en la periferia de París, siendo la primera vez que se disputa en Francia.