Última Hora

Quienes vieron al boxeador británico Tony Bellew conquistar este fin de semana el título mundial Consejo Mundial de Boxeo (CMB) del peso crucero frente a Ilunga Makabu, debieron tener la sensación de haber visto ya esa pelea.

El púgil de 33 años de Liverpool interpretó a "Pretty" Ricky Conlan en la reciente película "Creed", en la que era entrenado por un veterano Rocky Balboa (Sylvester Stallone).

Imbuido por el espíritu de lucha de su maestro de ficción, Bellew se repuso de un ko en el primer asalto para acabar en el tercero con su adversario.

Para más similitudes, la película se cerraba con una pelea en el mismo lugar, Goodison Park, el estadio del Everton, donde Bellew cumplió el sueño de si vida.

"Si alguien escribiera mi historia y mi vida, el director diría probablemente 'quita eso, es absurdo, eso no puede ocurrir'", dijo Bellew a Sky Sports.

"Pero ocurrió y es mucho más que una película. La película, 'Creed', era increíble, pero esto va mucho más lejos de lo que jamás soñé".

En 'Creed', la séptima entrega de la saga de 'Rocky', Bellew interpretaba a 'Pretty' Ricky Conlan, un boxeador semipesado que se enfrenta a Adonis Creed en el desenlance de la película.

Bellew, un desconocido, fue seleccionado por Stallone, el padre de la saga y su estrella original.

Las escenas de las gradas llenas de Goodison Park se filmaron a la media parte de un partido entre el Everton y el West Bromwich Albion, en enero de 2015, y la pelea final se superpuso digitalmente.

Stallone, cuya actuación en 'Creed' le valió una nominación al Óscar, acudió en 2007 a un partido en el estadio, entre el Everton y el Reading en 2007.

En el filme, Conlan, el personaje de Bellew, besa la lona a pocos segundos del final del duodécimo asalto, pero consigue levantarse y acaba ganando a los puntos.

Bellew se vio el domingo en la misma tesitura tras un zurdazo de Makabu, pero se rehizo y noqueó a su rival tras conectar una serie demoledora de golpes en el tercer asalto.

El congoleño Makabu, de 28 años, no había sido nunca derrotado como profesional desde su debut en 2008, y era el favorito en las apuestas.

De "Rocky" a la gloria.

Con su victoria ante Makabu, Bellew emuló a Antonio Tarver y Tommy Morrison, que aparecieron en películas de 'Rocky' y luego se convirtieron en campeones del mundo.

Bellew se preparó a conciencia para la pelea, llegándose a lesionar en las manos y fracturarse una costilla.

A la tercera fue la vencida, porque había perdido dos peleas por títulos mundiales en el peso semipesado antes de subir una categoría y pasarse al peso crucero -entre 81 y 91 kilos- en 2014.

Ahora ambiciona ganar los títulos mundiales crucero de las cuatro organizaciones pugilísticas, algo que sólo logró anteriormente el británico David Haye en 2008.

Haye acaba de regresar a los rings a los 35 años tras una pausa de cuatro años y ya fue retado por Bellew.

"Ya te has pasado demasiado tiempo peleando con payasos", le lanzó Bellew, refiriéndose a las peleas recientes de Haye con dos desconocidos a los que noqueó fácilmente, Mark de Mori y Arnold Gjergjaj.

"Ven y pelea, te destrozaré", le retó.

Haye respondió al desafío con un mensaje en Instagram: "Cuando haya acabado con Shannon Briggs (su próximo oponente), acabaré con la gente que habla demasiado. Prepárate, colega, te voy a hacer pedazos".