Última Hora

Otros deportes

Semenya, Farah, Van Niekerk y Arévalo: las ausencias de Doha 2019

La de Semenya ha sido la que más páginas ha llenado en los últimos meses

AFP Agencia 26/9/2019 03:43

Por motivos diferentes, Caster Semenya, Mohamed Farah, Wayne Van Niekerk o Éider Arévalo, entre otros, no podrán defender sus títulos en el Mundial de Doha 2019, que comienza el viernes con varias ausencias de peso.

La de Semenya ha sido la que más páginas ha llenado en los últimos meses.

La estrella de los 800 metros ha visto su carrera frenada en seco por el nuevo reglamento de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) sobre las atletas hiperandróginas, a las que obliga a bajar con medicación su tasa de testosterona para poder competir en pruebas entre los 400 metros y la milla.

Semenya es una de las grandes afectadas y ha llevado ese reglamento a los tribunales. Tras un intento sin frutos ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS), acudió a la justicia suiza, prolongando una batalla que continúa abierta, pero mientras la cual la sudafricana está ausente de grandes citas como este Mundial.

En el caso de Mo Farah, cuatro veces oro olímpico y seis veces oro mundial en 5.000 y 10.000 metros, además de en dos ocasiones plata mundial, su ausencia es por decisión personal.

Farah se despidió de las pruebas de pista del Mundial en Londres-2017, para centrar su carrera en las largas distancias en ruta, especialmente el maratón.

Después dejó entrever la posibilidad de acudir a Doha, pero finalmente la desechó por la cercanía del evento catarí (27 septiembre-6 octubre) con el maratón de Chicago (13 de octubre), donde defenderá la victoria que logró el año pasado.

"No me arrepiento", dijo el pasado mes a la agencia británica Press Asociation al ser preguntado sobre la renuncia al Mundial. "Está demasiado cerca de Chicago y si quiero estar preparado para los Juegos Olímicos de 2020 tengo que hacer más maratones", señaló.

El sudafricano Wayne Van Niekerk, vigente campeón olímpico, bicampeón mundial y plusmarquista de los 400 metros, renunció a principios de este año al Mundial debido a la lesión que arrastra desde 2017.

No está presente en ninguna competición internacional importante desde su rotura de los ligamentos cruzados de la rodilla derecha en un partido de Touch Rugby en octubre de 2017.

"Soy positivo y afronto las cosas día a día, respetando mi cuerpo y cuando se presente la oportunidad la agarraré. Sin precipitación", explicó Van Niekerk en un mensaje en la red social Twitter.

Tampoco estarán en Doha-2019 figuras de sus respectivas pruebas como la etíope Genzebe Dibaba (1.500 metros), los kenianos Elijah Manangoi (1.500 metros) o David Rudisha (800 metros) o la polaca Anita Wlodarczyk (lanzamiento de martillo), todos ellos por problemas físicos.

- Bajas en Latinoamérica -

En la representación latinoamericana también hay ausencias destacadas.

Una inesperada es la del colombiano Éider Arévalo, campeón por sorpresa en el anterior Mundial en los 20 kilómetros marcha.

Durante una concentración previa a Doha-2019 la pasada semana, Arévalo tuvo un accidente de bicicleta en Almería (España) y se rompió una clavícula, por lo que tuvo que ser operado.

Su baja se suma a las dudas que existen sobre el estado de su compatriota Caterine Ibargüen, operada en agosto de una fascitis plantar que le bajó de los Juegos Panamericanos de Lima.

Ibargüen, vigente campeona olímpica (2016) y dos veces campeona mundial (2013, 2015) de triple salto, sólo compitió desde entonces en la final de salto largo de la Liga de Diamante en Bruselas, con un decepcionante octavo lugar.

Está inscrita en Doha tanto en triple salto como salto largo, pero su estado es una gran incógnita.

"La decisión es puramente médica", señaló a la AFP el presidente de la Federación Colombiana de Atletismo, Ramiro Varela, este jueves en Doha.

La que seguro que no estará es la mexicana Lupita González, vigente subcampeona olímpica y mundial de 20 kilómetros marcha, que está suspendida por dopaje, igual que la lanzadora de bala Natalia Ducó, la figura del atletismo chileno en los últimos años.

Perú también registró dos ausencias importantes para este Mundial, en su caso por lesiones, especialmente la de la maratoniana Inés Melchor y la de la marchista Kimberly García.