Última Hora

Carlos Araya, Fernando Sáenz, Juan León Jiménez, Jorge Rovira, Jaime Vaglio y Eduardo Piza eran los elegidos para representar a Costa Rica en el Campeonato Mundial Senior y al partir no sabían lo complicado que iba a ser esta competición.

Ellos participaron en la categoría +65 años en el evento que inició el 6 de marzo y que terminó antes de tiempo por la emergencia del COVID-19.

Tras un inicio en el que buscaban mejorar la posición número 20 en el ranquin, los ajedrecistas vieron como todo cambió tras la quinta ronda de competencia.

Los problemas iniciaron de un momento a otro. Antes de comenzar la sexta ronda se percataron de que algo no andaba bien y esto se sentía en la sala de juego.

“Empezamos en un solo salón todos los equipos, pero el día de esa ronda, el gobierno prohibió que hubiera zonas con más de 100 personas. Debido a ello, separaron en 3 salas el salón, con paredes removibles y programaron así la ronda”, contó Carlos Araya.

La ronda 7 se atrasó porque la organización pasaba por cada sala comunicando la suspensión del evento por la propagación de casos positivos del nuevo coronavirus en Europa y otros países del mundo.

“Como equipo fueron 7 rondas, teníamos un plan previo para jugar todos 8 rondas cada uno, sino había algo especial, y que Fernando Sáenz que estaba de suplente jugara 4 rondas. Esto lo íbamos cumpliendo, pero sucedió la detención del torneo”, señaló Araya.

Cuando les dieron esta noticia tuvieron que enfrentar un problema más, regresar al país.

Para llegar de vuelta a Costa Rica cada uno tuvo que agenciar tiquetes con rutas diferentes, pero la odisea terminó bien, ya que los seleccionados regresaron sanos y salvos.