Última Hora

La italiana Federica Pellegrini logró este miércoles lo que parecía imposible: ganar a la estadounidense Katie Ledecky, que estaba imbatida en una final de un gran campeonato, en una jornada del Mundial de Natación en la que Brasil sumó su sexta medalla.

En una de las finales más esperadas de este campeonato, por el enfrentamiento directo entre tres estrellas de la natación como Ledecky, Pellegrini y la húngara Katinka Hosszu, la italiana se impuso en los 200m libre con un espectacular último largo a la piscina del Duna Arena de Budapest.

La australiana Emma McKeon dominó la prueba en los primeros tres largos en la piscina del Danube Arena de Budapest, seguida de cerca por Ledecky, pero la italiana remontó en los últimos metros para imponerse con un crono de 1:54.73.

Ledecky y McKeon tocaron la pared al mismo tiempo (1:55.18) y compartieron la plata, mientras que Hosszu sólo pudo acabar séptima.

Campeona mundial en 2009 y 2011 en esta distancia, Pellegrini se convierte a sus 28 años en el primer nadador de la historia que suma siete medallas en una misma prueba (oro en 2009, 2011 y 2017; plata en 2005, 2013 y 2015 y bronce en 2007).

El oro, además, tiene un sabor a despedida, ya que Pellegrini anunció tras la carrera que era su último 200m libre.

"Es una medalla fantástica. Pensaba que podía subir al podio, pero no ganar el oro. Pensaba que lo iba a ganar Ledecky", admitió la italiana, que acabó cuarta en esta prueba en los Juegos de Rio-2016.

"Antes de los últimos 50 metros, pensaba que estaba en la misma posición que en Rio. No sé de dónde saqué la energía. Es el último 200 libre de mi carrera", anunció.

Primera derrota en 13 finales

Al día siguiente de convertirse en la nadadora con más títulos mundiales de la historia (12), Ledecky dijo adiós a su sueño de sumar seis oros en Budapest (donde suma tres oros y una plata tras cuatro pruebas disputadas).

Es la primera carrera que Ledecky pierde en 13 finales (individuales) en grandes campeonatos (juegos y mundiales), pero lejos de venirse abajo, declaró que la derrota le dará más motivación para los próximos años.

"Sabía que iba a ser duro, pero no me puedo lamentar de una plata", declaró la nadadora de 20 años.

"No sé que ha pasado, tengo que volver a ver la carrera en video para saber qué es lo que tengo que hacer mejor", añadió.

En el resto de la jornada, el británico Adam Peaty confirmó los pronósticos y se impuso en la final de los 50m braza, en la que Joao Gomes Junior logró la plata y sumó la sexta medalla en este campeonato para la natación brasileña.

Peaty, de 22 años, revalidó su título mundial pero se quedó a cuatro centésimas (25.99) de batir su propio récord del mundo (25.95) que logró el martes en semifinales, convirtiéndose en el primer nadador de la historia en lograr bajar de los 26 segundos en esta prueba.

Doblete 50 y 100m braza

Peaty logra así el doblete 50 y 100 m braza.

Gomes Junior, de 31 años, completó la prueba con un crono de 26.62, estableciendo un nuevo récord de América y su compatriota Felipe Lima se quedó al pie del podio, al finalizar cuarto, una décima por detrás del sudafricano Cameron van der Burgh, que completó el podio.

"Puedo decir que ha sido la carrera perfecta porque he ganado una medalla. Me enfoqué en Peaty durante los 50 metros y estoy feliz con el resultado", declaró Gomes Junior.

Otro sudafricano, Chad Le Clos, se impuso en la final de los 200m mariposa y recuperó su dominio en una disciplina en la que fue oro olímpico en Londres-2012 y mundial en Barcelona-2013, aunque en Kazán-2015 tuvo que contentarse con la plata al perder contra el húngaro Lazlo Cseh, plata este miércoles ante su público.

También fue sorprendente el desenlace de los 800m libre, ya que el chino Sun Yang, que buscaba su tercer oro en Budapest tras los títulos en los 200 y los 400 libre, solo pudo ser quinto en una final ganada por el italiano Gabriele Detti.

En la última final de la jornada, el equipo estadounidense se impuso en el relevo mixto del 4x100m estilos con un nuevo récord mundial (3:38.56), batiendo la marca establecida por la mañana en las series de clasificación (3:40.28).

La española Mireia Belmonte se clasificó para la final de los 200m mariposa, distancia en la que es la vigente campeona olímpica, con el tercer mejor crono y el jueves podría sumar una nueva medalla en Budapest, tras lograr la plata en los 1500m libre.

Los brasileños Etiene Medeiros (mejor crono en las semifinales de los 50m braza) y Marcelo Chierighini (100m libre) se clasificaron para las finales en estas pruebas.