Última Hora

El torneo Costa Rica Beach International Cup, que se iba a realizar en Puntarenas, fue suspendido debido al crecimiento de casos de Covid-19 que ha tenido el país en los últimos días.

Dicho torneo fue todo un éxito el año anterior con la presencia de equipos como el Flamengo de Brasil, la Lazio de Italia y representantes de Estados Unidos, Guatemala y El Salvador, y este años se contaba con la confirmación de varios de ellos, pero por la situación actual de Costa Rica y el mundo, la organización decidió cancelar el torneo.

“Pese a que en los últimos meses se ha estado al tanto de lo que sucede en Costa Rica y en los países con interés de participación la propagación del COVID-19 sigue en aumento, en el caso de nuestro país las fronteras están cerradas y hay una gran afectación económica en el mundo. Por otro lado, es imposible predecir qué va a pasar, la organización no sería la adecuada y se correrían muchos riesgos”, comunicó la liga a los equipos involucrados.

Por otra parte, LIFUPLA tuvo reunión virtual con los representantes de los equipos de la Primera División con el fin de ver los protocolos a implementar en el momento que Salud les permita volver a la acción.

La próxima semana habrá asamblea para definir el futuro del campeonato nacional de Primera División y del resto de categorías, pues en cuanto al torneo de Primera se habían disputado dos jornadas, más una de Alto Rendimiento y una Primera División femenina.