París, Francia | Con más de cuatro meses de retraso por la pandemia del nuevo coronavirus, el Mundial de MotoGP comenzará por fin este fin de semana en Jerez, donde el español Marc Márquez intentará empezar con buen pie una temporada en la que podría igualar a Valentino Rossi con un séptimo título en la categoría reina.

A sus 27 años, el prodigio español ha sido ya campeón en la élite en 2013, 2014, 2016, 2017, 2018 y 2019. Antes lo había sido en 125cc (antecedente de la actual Moto3) en 2010 y en Moto2 en 2012.

- Junto a su hermano una temporada -

Su reinado está siendo impresionante y en Honda tendrá además como compañero, solo durante este año, a su hermano Álex, campeón de Moto2 el año pasado.

Marc Márquez tendrá además el aliciente de iniciar el Mundial de 2020 en casa, en el circuito de Jerez, que albergará las dos primeras citas de la temporada, separadas apenas por una semana. El campeonato se trasladará luego a la República Checa, para una carrera, y después a Austria, donde se correrán dos.

Ha llegado la hora de hacer rugir las motos, tras un largo periodo de confinamiento y muchas dudas sobre si el Mundial podría disputarse este año.

Marc y Álex retomaron hace semanas el entrenamiento haciendo motocross.

Han pasado ocho meses desde el último Gran Premio de motociclismo en MotoGP, ya que en Catar, en marzo, solo se corrieron las carreras de Moto2 y Moto3. Desde entonces, ninguna prueba ha podido disputarse por la pandemia.

El dúo de hermanos en Honda será efímero, ya que el lugar de Álex lo ocupará el próximo curso su compatriota Pol Espargaró lo que obligará al más joven de los Márquez a 'descender' a la escudería satélite de Honda, LCR, una decisión que no gusta a Marc.

En Yamaha, el inicio de curso está más marcado por el futuro de Valentino Rossi, que suscita interrogantes.

A sus 41 años, el siete veces campeón en la categoría reina (2001, 2002, 2003, 2004, 2005, 2008 y 2009) podría estar en puertas de la retirada, después de no ganar ningún Gran Premio desde 2017.

- ¿Qué hará 'Il Dottore'? -

En 2021, Rossi será reemplazado por el joven francés Fabio Quartararo, revelación de 2019. El 'Doctor' tendrá entonces que decidir si sigue su carrera en una escudería menor o si pone punto final.

Las primeras carreras de este Mundial de 2020 podrían ser determinantes para tener una idea de su capacidad para luchar por los primeros puestos o incluso por una última victoria.

Quartararo, a la espera de su salto, continuará en la escudería satélite de Yamaha, SRT.

Ducati, que repite con Andrea Dovizioso y Danilo Petrucci, no conquista el título mundial desde 2007 y apenas pudo ser tercero el año pasado, por detrás de Honda y Yamaha.

Hay rumores de desacuerdos entre 'Dovi' y Luigi Dall'Igna, el ingeniero de la marca, sobre los pasos a seguir para el desarrollo de la moto, lo que enrarece mucho el ambiente antes de empezar a dar vueltas a los circuitos.

Suzuki sigue con estatus de 'outsider'. El año pasado logró dos victorias gracias al español Álex Rins, pero no subió a ningún podio más.

Este año su reto será mostrarse más regular, para tratar de confirmar las buenas sensaciones de los ensayos de pretemporada de febrero, antes de que la pandemia cortara la preparación de todos.

Quedan en la parrilla las KTM y las Aprilia.

En el caso de KTM, la apuesta es de nuevo por Pol Espargaró, respaldado por el debutante sudafricano Brad Binder, subcampeón de Moto2 el año pasado.

Aprilia no podrá contar en las primeras carreras con el italiano Andrea Iannone, que está siendo investigado en un caso de dopaje y que será sustituido por el británico Bradley Smith.

La escudería italiana, última del Mundial el año pasado, transmitió buenas sensaciones en los ensayos de pretemporada de febrero.