Última Hora

El boxeador costarricense David ‘Medallita’ Jiménez aprovechó esta cuarentena para ponerse en contacto con un viejo amigo puertorriqueño.

Se trata del expugilista Pichard Colón, quien sufrió una terrible lesión en octubre del 2015 tras un combate en Estados Unidos ante Terrell Williams.

Aquella noche, Colón se desvaneció en el vestuario luego de recibir constantes golpes en su nuca, por lo que tuvo que ser trasladado de emergencia a un hospital del estado de Virginia.

A partir de ahí su vida ya no fue la misma, ya que incluso estuvo postrado por mucho tiempo en una cama en estado vegetativo, sin embargo, logró reponerse al punto de recuperar algunas facultades físicas.

‘Medallita’ conoció a Pichard durante un campamento en Puerto Rico y además compartió con él en el preolímpico rumbo a los Juegos de Río-2016.

El brumoso comentó que se llenó de alegría al ver la notable mejoría en su estado de salud por medio de una videollamada que coordinó con sus familiares.

“Fue un reencuentro bastante bonito por que él me reconoció desde el primer momento, se puso a reír y con gestos muy expresivos me hacía saber que sí se recordaba de mí, de mis peleas y demás vivencias que tuvimos juntos”, destacó ‘Medallita’.

Además, durante la conversación su padre le colocó el protector bucal que utilizó durante su última pelea.

“Fue un momento de gran alegría para él, que hasta inclusive se puso a lanzar y capear golpes. Le colocaron las vendas y al final pasamos un rato bastante agradable. Quedamos en hacernos una videollamada por lo menos una vez al mes”, agregó.

Pichard Colón ganó sus primeras 16 peleas como profesional, 13 de ellas por la vía del KO, hasta los 23 años de edad cuando sufrió la fatídica lesión.