Última Hora

Dunedin, Nueva Zelanda | Más de 20.000 espectadores. El rugby profesional celebró su gran regreso a la normalidad este sábado en Dunedin, al extremo sur de Nueva Zelanda, con un estadio lleno en el triunfo de los Otago Highlanders sobre los Waikato Chiefs.

En uno de los primeros partidos de un gran deporte que se disputa con público y sin restricciones desde el comienzo de la pandemia de coronavirus, a mediados de marzo, la fiesta fue total y contó con suspense: A un minuto del final, Bryn Gatland, que había entrado en juego poco antes, logró el drop de la victoria para los locales (28-27).

Este duelo inauguró el Super Rugby Aotearoa. La competición es una versión reducida del Súper Rugby en el cual se enfrentaban equipos de Nueva Zelanda, Sudáfrica, Australia, Argentina y Japón antes de la suspensión prematura en marzo debido a la epidemia de coronavirus.

El campeonato Súper Rugby Aotearoa será disputado solamente por los cinco equipos neozelandeses y sustituye temporalmente a la competición multinacional.

Muchas competiciones deportivas se han reanudado en el mundo entero, pero la mayoría lo hicieron a puerta cerrada, o con un número limitado de espectadores.

En Dunedin los espectadores disfrutaron de volver al estadio. Nueva Zelanda tiene cinco millones de habitantes y ha sido puesto como ejemplo de la lucha contra el coronavirus, con solo 22 muertos. El lunes levantó las últimas restricciones.

- Sin casos desde hace tres semanas -

La leyenda del rugby nacional, el apertura Dan Carter, campeón del mundo en 2011 y 2015, bendijo el regreso por todo lo alto de su deporte. "Bravo Nueva Zelanda. El deporte profesional en directo hace solo algunos minutos", escribió en Twitter tras el final del duelo.

"Es tan bueno estar aquí. Es la primera vez que vengo a ver un partido de rugby", señaló Pauline, una joven que más allá del deporte disfrutaba del placer de estar en una multitud entregada.

"Seguir el rugby en directo con una multitud en el estadio es algo que no pensé que regresaría tan pronto", señaló en Twitter Kaunda Ntunja, comentarista de una televisión sudafricana.

En el terreno el espectáculo estuvo a la altura del evento, con una victoria para los Highlanders lograda por el hijo de Warren Gatland, antiguo seleccionador del XV de Gales y ahora en el banco del adversario, Waikato Chiefs.

Nueva Zelanda no registra casos de contagio de coronavirus desde hace más de tres semanas. Las autoridades anunciaron esta semana que el país no cuenta con ningún caso activo.