Última Hora

Sofia Kenin admitió en conferencia de prensa que anunció a su madre que había ganado al Abierto de Australia ya que su progenitora rechazó ver el partido por televisión por superstición. 

El padre de la campeona de 21 años, que es también su entrenador, acompañó a Kenin a Melbourne, pero el resto de la familia se quedó en Estados Unidos y fue la propia vencedora del torneo la que les anunció su primer título de Grand Slam. 

Kenin se impuso en la final a la hispano-venezolana Garbiñe Muguruza por 4-6, 6-2 y 6-2.

"Le llamé nada más acabar el partido, simplemente para decirle que todo había ido bien, que había ganado, que podía tranquilizarse", explicó a los periodistas Kenin, con una botella de champán en la mano, refiriéndose a su madre Lena.

"Estaba muy nerviosa en casa, es muy supersticiosa", dijo. "Le dije que no iba a poder hablar con ella durante horas, pero al menos sabe que gané".

"No le gusta verme" por televisión, insistió.

"Volveré a casa y ella me podrá el mayor abrazo de su vida", bromeó.