Última Hora

El boxeador mexicano Julio César Chávez Jr. se encuentra en medio de la polémica tras darse a conocer unos comprometedores videos en los que el boxeador mexicano festejó con alcohol y prostitutas su derrota ante Canelo Álvarez.

Tras perder en 12 asaltos el sábado anterior en un espectáculo bastante criticado, Chávez Jr. aparece en un casino de Las Vegas en evidente estado de ebriedad hablando con unos compatriotas mexicanos quienes aprovechan para mandar saludos a sus amigos.

El pugilista, hijo de la leyenda azteca Julio César Chávez, aparece en el video con su ojo morado tras la golpiza que recibió del Canelo, además se le ve con dificultades para hablar.

Pero el video que más polémica causó fue el del boxeador en grave estado etílico en una cama de un hotel y rodeado de prostitutas.

Todo esto tras la pelea que le significó una bolsa de 6 millones de dólares.

Pese a todo el escándalo, la esposa del boxeador Frida Muñoz aseguró que los fanáticos que estaban en las filmaciones le tendieron una trampa.

Muñoz habló con la cadena mexicana ESPN e indicó que todo esto es parte de un plan para seguir “fregándolos más”.

"Pasaron estos chicos de Tamaulipas, se tomaron fotos con Julio y quedaron en ir por otros amigos que también querían tomarse fotos. Después llegó un hombre de ojos verdes hablando un poquito de español, que dijo que era de Londres y que nos invitaba un trago.

"Subí con Julia, y Julio se quedó con él (el hombre londinense). A las 5 o 6 de la mañana, él mismo lo trajo al cuarto. Yo tenía el cheque de la pelea en una mesa y cuando volví a mirar, veo que el cheque ya no estaba, tampoco su reloj”, explicó la esposa del boxeador mexicano.

Aparte del cheque con el premio por la pelea, la esposa mencionó que también se robaron un reloj Hublot valorado en 40 mil dólares.