Última Hora

¿Qué pasará con los Juegos Olímpicos de Tokio si la pandemia de coronavirus no es controlada de aquí a un año? No podrán ser aplazados de nuevo y por tanto serán suspendidos definitivamente, respondió este martes el máximo responsable del comité de organización, Yoshiro Mori.

A finales de marzo, el Comité Olímpico Internacional (COI)) había tomado la decisión histórica de un aplazamiento de los Juegos, que debían oficialmente comenzar el 24 de julio de 2020, como consecuencia de las preocupaciones y las presiones crecientes por parte de deportistas y federaciones frente a la crisis sanitaria mundial.

Los Juegos de Tokio deben ahora disputarse del 23 de julio al 8 de agosto de 2021 y los Juegos Paralímpicos del 24 de agosto al 5 de septiembre de 2021.

Pero si la pandemia sigue sin estar controlada en esas fechas "entonces habrá que anular" los Juegos, declaró este martes Mori en una entrevista acordada al diario deportivo Nikkan, explicando que sería imposible aplazarlos de nuevo.

Interrogado sobre la perspectiva de un nuevo aplazamiento hasta 2022 si la pandemia no está bajo control en el verano japonés de 2021, el presidente del comité de organización se mostró categórico, rechazando esta posibilidad.

Mori había señalado el jueves pasado que "pensando tanto en los atletas como en los problemas que supondría para la organización, es técnicamente difícil retrasar dos años" la competición.

A mediados de abril, el presidente del COI, Thomas Bach, había explicado en ese sentido que los Juegos Olímpicos no podrán ser aplazados más allá de la fecha acordada ahora de 2021.

"No hay un plan de (nuevo) aplazamiento, pero estoy confiado en que todas las partes se reunirán y nos darán unos Juegos maravillosos", había afirmado Bach en una entrevista al diario alemán Die Welt.

"Enemigo invisible".

Recordando que los Juegos solo han sido hasta ahora anulados en período de guerra, Yoshiro Mori comparó la lucha contra el COVID-19 a "una batalla contra un enemigo invisible".

"Organizaremos los Juegos en paz el año próximo", si el virus es contenido, repitió Mori. 

"Es la apuesta hecha por la humanidad", añadió el presidente del comité de organización de los Juegos.

En una rueda de prensa, el presidente de la Asociación Médica de Japón, Yoshitake Yokokura, estimó por su parte este martes que el mantenimiento de los Juegos sería "excesivamente difícil" si ninguna vacuna estuviera disponible en esas fechas.

"No digo que no vayan a tener lugar, pero sería excesivamente difícil", declaró.

Un infectólogo "pesimista".

Ese punto de vista ya había sido expresado el 20 de marzo por el especialista de enfermedades infecciosas de la Universidad de Kobe (oeste), Kentaro Iwata, que se dijo entonces "pesimista".

"Honestamente, no creo que sea probable que los Juegos Olímpicos tengan lugar el año próximo", declaró Iwata a la prensa.

Tras haber asegurado durante varias semanas que los Juegos de Tokio se disputarían en el período programado, Japón y el Comité Olímpico Internacional (COI) decidieron a finales de marzo aplazarlos un año, bajo la presión de deportistas y asociaciones deportivas de diferentes países.

Aunque los organizadores quieren hacer de los Juegos un símbolo de la resistencia del mundo frente a la pandemia, la cuestión de un aplazamiento más largo comenzó a aparecer.

El aplazamiento de los Juegos representa un inmenso desafío logístico para los organizadores y podría conllevar importantes costos suplementarios, cuya repartición entre el comité de organización y el COI no ha sido decidida todavía.

Debido a la pandemia del coronavirus, la Eurocopa de fútbol y la Copa América, previstas en 2020, también fueron aplazadas a 2021.