Última Hora

Las selecciones nacionales de voleibol sala femenino y masculino regresaron esta semana  a los entrenamientos presenciales en el Gimnasio Nacional.

“Comenzamos un nuevo periodo de trabajo enfocándonos en el ciclo olímpico 2021-2024 y 2025-2028. Hubo una representación con base a lo que se había programado, se entrenó con mucho entusiasmo luego del gran tiempo que teníamos sin vernos y esperamos tener grandes resultados con estos dos grupos”, mencionó  Francisco Medina, supervisor de las selecciones nacionales de voleibol sala.

Los entrenamientos se están desarrollando en horario nocturno, de 6:00 p. m. a 8:00 p. m.  lo hace la selección femenina y de 8:00 p. m. a 10:00 p. m. la masculina.

Para Andrés Araya, colocador de la selección masculina, regresar a la cancha fue algo muy emocionante y motivador.

“El hecho de volver a estar en el gimnasio y tocar bola fue muy gratificante, ciertamente se sintió la falta de ritmo de tantos meses, pero esto sólo significa que hay espacio para mejorar más y más con cada entrenamiento”, detalló Araya.

Por su parte, Johan Morales, entrenador de la selección masculina, agradeció a Fecovol por el trabajo desarrollado para volver a los entrenamientos y se mostró motivado por regresar.

“Volver a los entrenamientos presenciales es un gran paso para este proceso hacia Santa Tecla 2021, ver a los chicos cara a cara y tener un contacto con ellos nos facilita el trabajo y parte importante de esos entrenamientos presenciales es ver el compromiso y la alegría a la hora de entrenar de nuevo, nos fortalece como grupo, sabemos que el camino es largo y trabajaremos duro.”, comentó Morales.

Los seleccionados de ambos conjuntos, buscan recuperar la hegemonía de la zona y los entrenamientos se proyectan hacia ese objetivo.

“Muy agradecido y motivado por poder volver a ver a los compañeros y cuerpo técnico. Agradecido por el esfuerzo que se hizo para aprobar los protocolos y poder volver a las canchas después de ocho meses”, destacó el preseleccionado nacional Ricky Vargas.

Por su parte el asistente técnico de la selección femenina destaca el compromiso de las muchachas.

“Queremos dar nuestro mejor esfuerzo y estamos muy felices porque después de mucho tiempo ya podemos empezar de nuevo siguiendo los protocolos aprobados, queremos aprovechar lo que queda del año para ir retomando e iniciando el nuevo ciclo para las nuevas competencias”, destacó Esteban Araya, asistente técnico de la selección femenina de voleibol.

De momento los equipos seguirán trabajando bajo las órdenes de sus directores técnicos, enfocados en los objetivos del año entrante y el ciclo olímpico del 2021 al 2028.