Última Hora

Con un recorrido recreativo, personas de todas las edades rindieron homenaje en Lindora a los 32 ciclistas fallecidos este año en accidentes de tránsito.

Recorrieron 10 kilómetros y participaron adultos y niños bajo el lema "Mi familia me espera".

No era una competencia, sino más bien un homenaje a los 32 ciclistas que han muerto este año en carretera.

Karín Zapata y Daniel Nantón, por ejemplo, acudieron a la cita con sus dos hijos a quienes les inculcan la importancia del respeto en las vías.

La actividad de este domingo en Lindora fue la segunda edición de un recorrido que busca generar empatía para una mejor convivencia en las calles.