Última Hora

Desde el pasado 4 de abril, las personas que violen una medida sanitaria en Costa Rica se exponen a multas económicas que van desde los 450.200 colones hasta 2.3 millones de colones, así quedó establecido en la reforma a la Ley General de Salud, aprobada por la Asamblea Legislativa.

Para quienes tienen licencia de conducir, no pagar una multa sanitaria también podría significar perder el derecho de manejar, ya que este es uno de los tres mecanismos establecidos para asegurarse de que los infractores paguen.

Según explicó el abogado penalista Alfonso Ruiz, la norma dice que el impago de una multa sanitaria puede cargase a la licencia de conducir. Eso significa que mientras la persona tiene la deuda pendiente no podría renovar o reponer el documento.

Esto es lo que dice la ley:


Para aquellos que son dueños de algún establecimiento, la norma dice que la sanción se ejecuta con el cierre del local y la clausura del permiso de operación hasta que se ponga al día con la multa. Mientras que aquellos que no tengan ni un local ni licencia se exponen al embargo del salario o anotaciones al margen de sus propiedades.

Ante consultas de Teletica.com, la Fiscalía confirmó que mantenía 64 causas abiertas por incumplimiento de órdenes sanitarias, hasta el pasado 17 de junio.