Última Hora

Juan Carlos Bolaños fue detenido la madrugada de este viernes por la Fuerza Pública, en Florencia de San Carlos.

El abogado del empresario, Fernando Vargas, confirmó a Teletica.com que la detención se dio por una orden de captura emitida desde septiembre del 2020, por una causa que no está relacionada con el sonado caso del cemento chino.

Según Vargas, el empresario viajaba en su vehículo al momento de la detención.

“La causa tiene que ver con una empresa que le reclama a don Juan Carlos la entrega de una excavadora. Ellos dicen que él la tiene en su poder, y que la debe entregar; pero Juan Carlos no la tiene y desconocemos si en algún momento la tuvo”, explicó el defensor.

El caso por el cual se detuvo a Bolaños guarda relación con la causa penal 18-028192-0042-PE, en la que es investigado por el presunto delito de apropiación y retención indebida, según confirmó el Juzgado Penal del I Circuito Judicial de San José.

Según las autoridades, Bolaños se presentó a la Fiscalía el 28 de agosto, donde se le tomaron sus datos de identidad. Luego fue notificado para que se presentara a declarar el 18 de septiembre; sin embargo, no se presentó y, por eso, se pidió la rebeldía y el Juzgado emitió la orden de captura. 

Ante estos señalamiento, el abogado de Bolaños sostiene que la detención es abusiva, ya que dice que nunca fueron notificados de la audiencia. “El problema se da porque el juez gira una orden de captura y una acción de rebeldía… Pero nosotros no tenemos ninguna notificación de eso”, explicó.

Vargas asegura, además, que cuando se emitió la orden Bolaños se encontraba en arresto domiciliar con monitoreo electrónico, por lo que el juez tenía la dirección exacta y podía notificarlo.

Por su parte, el Juzgado Penal del Primer Circuito Judicial de San José confirmó que se realizaron todos los procedimientos legales respectivos y que Bolaños está a la orden del Ministerio Público.

Bolaños se mantiene en celdas judiciales en la Dirección Regional de San Carlos.

Hay que recordar que el empresario se encontraba en libertad desde noviembre del 2020, luego de que se agotó el tiempo máximo de arresto preventivo al que había sido sometido por el denominado caso del "cementazo".