Última Hora

Tanto Johnny Araya, alcalde de San José, como Mario Redondo, Alcalde de Cartago, alegaron ser inocentes tras los arrestos de esta mañana durante la operación Diamante.

Ambos fueron esposados y sacados de sus casas y llevados a las celdas judiciales del Segundo Circuito Judicial de San José.

Además de Araya y Redondo, también están detenidos los alcaldes de Escazú, Alajuela, Osa y San Carlos.

En una improvisada conferencia de prensa en las afueras de la casa de Araya, los abogados del alcalde de San José indicaron que "él es inocente", y que ha prestado total colaboración con las autoridades para aclararlo todo.

Federico Campos, uno de los defensores, agregó que Araya estaba tranquilo y facilitó las claves de sus dispositivos electrónicos.

Por su parte, Mario Redondo, al salir esposado de su casa también apuntó a su inocencia y "voy a explicar que yo no he hecho nada".