Última Hora

El Gobierno no tiene ahora mismo un plan b para financiar el bono Proteger, ideado para atender a las personas más afectadas por la pandemia del COVID-19.

El rechazo del segundo presupuesto extraordinario, ratificado hoy por el plenario legislativo, incluía una partida de ₡75.000 millones para alimentar ese plan, una cifra que alimentaría a 200.000 de las más de 400.000 solicitudes de la ayuda que actualmente no han sido atendidas.

“Si no hay ese presupuesto el Gobierno de la República no tiene ₡75.000 millones ociosos para dar esos bonos, no hay un plan adicional, llevaremos adelante planes que están ahí y otros presupuestos que están ahí, pero no para atender ese tema”, aseguró el mandatario, que hace semanas no atendía consultas de la prensa en las conferencias de mediodía.

 Alvarado aseguró que recibió con tristeza la decisión de los diputados, que decidieron castigar la falta de recorte del gasto que ha tenido la administración con este rechazo presupuestario.

“Todos los elementos que tenía eran buenos para Costa Rica, no para el Gobierno, para la gente y la seguridad social, ahí no había nada malo para Costa Rica, de ahí viene ese sentimiento de tristeza”, añadió.

Alvarado sostuvo que el Gobierno mantiene “incólume” su compromiso con el recorte del gasto y “apretarse la faja”, una frase que repitió con insistencia.

“Desde el día uno he tenido ese compromiso con fiscal con un costo elevadísimo y por doloroso que sea, pero hay una realidad política que hace que eso sea complejo. Nuestras decisiones están limitada por esa aritmética del poder, pero el objetivo sigue siendo tener unas finanzas sanas”, aseguró.

Calificaciones y renuncias

Alvarado también se refirió a la sostenida baja en las notas de riesgo crediticio que las diferentes calificadoras han venido otorgando al país, rebajas que amenazan los préstamos internacionales con diferentes organismos y ahora tienen en la cuerda floja a los eurobonos.

“Son situaciones complejas, pero no es algo exclusivo de Costa Rica, es un hecho global. Si estuviéramos actuando de manera irresponsable ahí sí estaría preocupado, pero los mercados han reaccionado positivamente a los cambios en Hacienda y las discusiones con entes como el Fondo Monetario Internacional. Sería más preocupante si nuestra principal apuesta fuera por eurobonos, pero no es así”, aseguró.

Sobre esos cambios en Hacienda, el Presidente se refirió por primera vez a la solicitud de renuncia que planteó a los ministros de Hacienda, Comunicación y Ciencia y Tecnología hace tres semanas.

Reconoció que se debió a una “diferencia de estilo” que ya había revelado el exministro de Hacienda Rodrigo Chaves; sin embargo, ahondó en esa definición de estilo.

“Son cosas de estilo que busco en mi equipo. Transmitir confianza, tranquilidad y seguridad y transmitir ejecución, que no solo se transmita confianza, sino que se hagan las cosas, yo busco eso en mis equipos, a eso me refiero con mi equipo para hacer”, explicó Alvarado sin puntualizar sobre si los ministros salientes fallaron en esa confianza o en la ejecución.