Última Hora

A pesar del aumento de casos y hospitalizaciones por COVID-19, el Ministerio de Educación Pública (MEP) insiste en mantener la modalidad combinada, que implica clases presenciales algunos días por semana. 

Según la cartera, el sistema educativo no es un foco importante de contagio, aunque otras autoridades sanitarias subrayan que estamos “a las puertas de la peor catástrofe sanitaria en la historia" de Costa Rica.

Los sindicatos también abogan por suspender la presencialidad, sobre todo cuando han transcendido los fallecimientos de algunos colegas del magisterio. 

​Cierre de escuelas podría "evitar el colapso del sistema hospitalario”

Tomás de Camino Beck, doctor en Biología Matemática y profesor de Ciencia de Datos en la Universidad LEAD, recomienda al Gobierno hacer un cierre de no más de un mes para "evitar el colapso del sistema hospitalario”.

"Junto con un colega, el doctor Santiago Núñez, hicimos un estudio donde hacemos un análisis del efecto de la medida sobre las hospitalizaciones COVID-19 y en una actualización detectamos que el periodo que arrancó el inicio de las hospitalizaciones, ahora en esta ola, está asociado al periodo de inicio de lecciones. Podría haber otros factores, sin embargo, el inicio del periodo lectivo está en esa zona que pudo haber contribuido con las hospitalizaciones", explicó el especialista.

Eso sí, aclaró que la contribución a las hospitalizaciones no es, necesariamente, de personas que asistan al colegio o escuela, sino personas que están asociadas a la movilidad escolar.

“Yo pienso que una suspensión temporal de no más de un mes de la actividad escolar, monitoreando cuál es el efecto que tiene respecto a hospitalizaciones, sería recomendado para poder de esa manera reducir y evitar el colapso del sistema hospitalario”, finalizó.

APSE: ¿Qué más espera el MEP para reaccionar?

Zaray Esquivel Molina, presidenta de la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE) fue enfática en su respuesta.

"¿Qué más espera el MEP que suceda para reaccionar?", dijo ante el escenario actual de la pandemia.

Según el protocolo LS-CS-014, elaborado por el Ministerio de Salud y el propio MEP, llamado “Lineamientos generales para la reanudación de servicios presenciales en centros educativos públicos y privados ante el coronavirus (COVID-19)”, se establece lo siguiente:

“En caso de que exista un escenario epidemiológico que lo justifique, el Ministerio de Salud en coordinación con el Ministerio de Educación suspenderán el curso lectivo presencial de forma transitoria, ya sea a un nivel local, regional o nacional.”

"¿No existe ya ese escenario?", se pregunta APSE, sindicato que exige al MEP cumplir los protocolos que ellos mismos desarrollaron. 

"El MEP debe entender que la inseguridad, el estrés y el miedo están ganando terreno en nuestras aulas", señalaron.

"Si el MEP de verdad quiere asegurar el adecuado desarrollo integral de las personas estudiantes, primero debe asegurar que estén sanos y estudiando en un ambiente seguro y limpio, con personal también sano, con los recursos necesarios para asegurar un espacio higiénico", agregaron.

ANDE: "Hemos pedido la virtualidad"

Por su parte, Gilberto Cascante Montero, presidente de la Asociación Nacional de Educadores y Educadoras (ANDE) aseguró que ya han pendido la virtualidad al Ministerio de Educación.

Este grupo de trabajadores hace eco de la petición que hizo la Unión Médica Nacional y recalca que la vida de los trabajadores, los alumnos y sus padres es lo más importante en este momento.

"Para nosotros es importante que se resguarden todas las posibilidades de contagio que tienen los niños, adolescentes y padres de familia en los centros educativos, así como resguardar al Magisterio Nacional como instrumento que ha sido en beneficio del desarrollo económico y laboral de este país", comentó Cascante.

Concluyó pidiéndole a la ministra de Educación, Guiselle Cruz, que si "tenemos que regresar a la virtualidad sea un proceso en defensa de la vida humana".

¿Qué dice el ministro de Salud?

El doctor Daniel Salas, ministro de Salud, asegura que este tema está en constante análisis y resalta la importancia de la educación presencial para los menores de edad.

"Hay que recordar la importancia que tiene la educación, en el sentido del daño que se puede hacer y que se está haciendo, incluso, a los niños que no asisten a las clases de manera presencial. Recordemos que estamos en una dualidad, nunca se ha asumido el 100% de la presencialidad", dijo Salas.

El jerarca considera que el sistema aporta pocos contagios de COVID-19.

"Eso significa que ha habido una buena adherencia a los protocolos y siempre recordar que la educación es un asunto esencial para el desarrollo socioafectivo del niño, para detectar problemas de salud, para el aprendizaje, etc. No es lo mismo la virtualidad que la presencialidad y claro, como he indicado anteriormente, puede ser que tomemos algunas medidas dependiendo de cómo evolucione", finalizó el ministro de Salud.

App Teletica