La inminente saturación del Centro Especializado de Atención de Pacientes con COVID-19 (CEACO), que al día de hoy solo tiene disponibles 17 camas de las 88 totales, obliga a la Caja Costarricense de Seguro Social a valorar sedes para montar nuevos centros de atención de enfermos.

Así lo reconoció este martes el gerente médico de la Caja, Mario Ruiz, quien defendió que “cualquier posibilidad de darle atención a los pacientes es válida”.

“Si la cantidad de casos sigue creciendo perfectamente tendremos que valorar Centro Nacional de Convenciones, Pedregal, albergues…, porque esta enfermedad crece exponencialmente”, advirtió.

Esa estrategia de expansión, que será presentada este miércoles ante la junta directiva de la institución, implica determinar cuáles hospitales recibirán pacientes COVID-19 y qué recintos se podrían habilitar a futuro.

Ruiz explicó que, hasta ahora, la estrategia de la CCSS se había concentrado en mantener hospitales libres de la enfermedad mediante el traslado de pacientes al CEACO; pero ahora, con su capacidad a punto de ser superada, vendrán nuevas fases en el plan institucional.