Última Hora

El Banco Central revisó a la baja las proyecciones de crecimiento del país para el 2020 y advirtió que la incertidumbre que genera la pandemia impide tener certeza sobre las proyecciones económicas hacia futuro.

Para este año se estima que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) real del país caiga 5%, lo que refleja una baja respecto al  -3.6% estimado por la entidad en el mes de abril.

“La economía nacional sufrirá la contracción más fuerte desde el año 1982”, recalcó el presidente del Banco Central, Rodrigo Cubero.

Además, advirtió que la recuperación económica estimada para el año 2021 también será más lenta de lo esperado,  ya que el crecimiento proyectado es de 2.3%.

La entidad confirmó que durante el primer semestre de este año la economía registró una caída de 9.2%, si se compara con los datos del 2019. Esto estuvo motivado por el menor gasto de los hogares, una reducción de gasto en el Gobierno, menos inversión y una baja en la demanda externa.

Por actividad economía, los sectores más golpeados son los hoteles y restaurantes, con una caída del 35%; transporte, con una baja del 19%, así como construcción y comercio con contracciones del 8.7% y  8.2%, respectivamente.

En materia fiscal, se estima que el país cerrará el 2020 con un déficit fiscal de 9.3% del PIB, y una leve mejora de 8.1% para el 2021.

Al primer semestre de este año, la deuda del Gobierno se situó en 61.6%, conformada por un 47.5% de deuda interna y un 14.1% de deuda externa.

Los datos se desprenden de la revisión de proyecciones macroeconómicas 2020-2021, publicadas este jueves por el Banco Central de Costa Rica (BCCR).

​El presidente del Banco Central, además, negó que proyecten un incumplimiento en el pago de deudas que tiene el país.

"Nosotros no estamos previendo un default, el Gobierno está haciendo todo lo que responsablemente se puede hacer para mantener una ruta de consolidación fiscal", recalcó Cubero.

En cuando a las medidas de reactivación económica, Cubero hizo énfasis en el programa de avales que están diseñado con el fin de ofrecer interés más favorables para los deudores.

"Estos programas de avales, en términos efectivos, reducirían los riesgos para los intermediarios financieros de darle crédito a empresas que hayan sido afectadas por la pandemia, ya que si eventualmente no pueden hacer frente a pago de su crédito estos avales entrarían a responder" explicó el jerarca.

Cubero aclaró que los detalles sobre estas lineas de crédito serán presentados por el Gobierno en los próximos días.

Reacción de Hacienda

"Esto nos obliga desde el Ministerio de Hacienda a hacer una revisión de nuestras proyecciones fiscales. Estas hacen prever que el déficit financiero para el cierre del 2020 va a ubicarse en alrededor del -9.3%", aseguró Isaac Castro, viceministro de Egresos.

"Esto es nada más y nada menos que los efectos que estamos experimentando de una menor recaudación de tributos, consecuencia de una reducción de la actividad económica y de la afectación que estamos experimentando por el lado del gasto, en tratar de contenerlo y redireccionarlo hacia la atención de la crisis", agregó.