La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) fiscalizará a los operadores de servicios públicos ante un incremento de quejas de los usuarios por problemas con la facturación.​

“Desde la Aresep instamos a todos los prestadores a fortalecer esta labor de atención efectivas a los usuarios y a revisas sus estructuras de determinación de tarifas porque tenemos un indicio de problemas que se están dando que generan aumentos (altos cobros en recibos de agua y luz)”, aseguró el regulador general, Roberto Jiménez.

Durante esta pandemia los servicios públicos regulados han recibido una gran cantidad de quejas, esto preocupa a la Aresep y por eso le pide a los prestadores a entender a los usuarios, y más en momentos difíciles como este.

“Hemos verificado la falta de atención a las solicitudes y manifestaciones por parte de los usuarios, llaman y presentan quejas y no hay atención debida de los prestadores para atender a la solicitud”, denunció Jiménez.

La ciudadanía denuncia que no es atendida por los operadores, o que no reciben respuesta, lo cual viola las responsabilidades del operador de servicios públicos.

Diariamente en tiempos ordinarios se atienden alrededor de 90 consultas por los diferentes medios como call center, WhatsApp y correo.

Sin embargo, en los últimos días la Aresep registra hasta 190 consultas en un mismo día. El 85% de estas están asociados a problemas de facturación, ya que los usuarios dicen que son excesivas. 

De esas consultas ya se han formalizadas 200 quejas, 170 de estas por facturación.

En lo que va del año se han reportado 96 quejas en electricidad, mientras que durante todo el 2019 fueron 138. En el caso de agua se tienen 124 quejas, principalmente del AyA (104) y la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH).

Aresep le recomienda a la población conocer cuántos metros cúbicos y kilovatios hora consume la familia, para detectar cualquier cambio. Los incrementos en las facturas se pueden deber a fugas de agua dentro de la vivienda, mayor consumo por estar más tiempo en el hogar y al cobro de impuestos como el de valor agregado y bomberos que dependen del gasto por consumo.

De igual manera la institución, empezará este viernes a fiscalizar a los prestadores para garantizar que todos los mecanismos estén brindándose correctamente y así acercar las respuestas a los usuarios.

Además, realizará visitas presenciales a cada operador, para verificar el proceso de cobro, la forma en que se realiza la medición y los mecanismos de atención de consultas y quejas de los usuarios, para precisar la atención y resolución de éstos.

Por su parte, el intendente de Agua, Álvaro Barrantes, expresó que en Acueductos y Alcantarillados (AyA) han recibido 124 quejas con corte a mayo, las cuales el 80% corresponde a facturación.

"El mismo AyA ha admitido que tiene un sistema de facturación con varios problemas, que tiene un rezago de inversión, a la fecha no ha dado el avance que se requiere en el sistema", agregó Barrantes.