Última Hora

Wilfredo Miranda Aburto para Confidencial Nicaragua 

El Parlamento Europeo demanda al régimen de Daniel Ortega que cese con la represión y retome el diálogo político, el desmantelamiento de los paramilitares, la liberación de todos los presos políticos, y han propuesto enviar una delegación a Nicaragua que, entre otros temas, evaluaría el futuro del Acuerdo de Asociación del que Nicaragua podría ser suspendido, según la resolución aprobada este jueves contra la dictadura, que contó con 560 votos a favor, 12 en contra y 63 abstenciones.

Los eurodiputados consideran que debe activarse la cláusula democrática del Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y Centroamérica, y suspender a Nicaragua del acuerdo, debido a que el régimen de Ortega irrespeta los principios del Estado de derecho, la democracia y los derechos humanos.

El Parlamento instó a Ortega a permitir la entrada sin restricciones de la delegación y el acceso a todos los interlocutores y a todas las instalaciones. Meses atrás, Ortega prohibió el ingreso de una delegación del grupo de trabajo de alto nivel de la Organización de Estados Americanos (OEA), que analiza la situación de Nicaragua, según los requisitos y procedimientos de la Carta Democrática Inteamericana.

El debate de los eurodiputados sobre Nicaragua

El nombre de la presa política Eva Amaya Coppens y la insistencia de aplicar sanciones a figuras del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo resonaron este miércoles en el Parlamento Europeo. Los eurodiputados abordaron la crisis sociopolítica nacional y casi de manera unánime condenaron la represión que sufren los ciudadanos nicaragüenses, al mismo tiempo que clamaron por expulsar a la dictadura del Acuerdo de Asociación Comercial (AdA) que el bloque europeo mantiene con Centroamérica.

Los eurodiputados fueron enérgicos en sus cortas intervenciones de dos minutos: criticaron las violaciones “irracionales” a los derechos humanos que comete el régimen, y demandaron al seno parlamentario más contundencia y acciones concretas contra la Administración Ortega-Murillo. La idea de los legisladores del viejo continente es obligar al Gobierno a liberar a todos los más de 160 presos políticos, retomar el diálogo para la búsqueda negociada a la crisis iniciada en abril de 2018.

Los eurodiputados, que propusieron expulsar a Nicaragua del Acuerdo de Asociación Comercial, también propusieron una lista de funcionarios y entidades gubernamentales que han violado derechos humanos para sancionarlos. Y no solo eso… instaron “revisar, corregir o sancionar” a empresas europeas que hayan colaborado con el régimen de El Carmen. En palabras de la euro parlamentaria Tilly Metz, cerciorarse de sí hubo “complicidad” en las violaciones a los derechos humanos.

“Ciento de personas han sido apresadas por protestar contra el Gobierno. Amaya Coppens fue de nuevo encarcelada. Le pedimos al Gobierno que deje de oprimir a efecto inmediato a su propia población, que libere a los presos políticos y celebre elecciones creíbles de inmediato”, argumento Metz para luego advertir: “Nuestros diplomáticos en Nicaragua deben trabajar por la reconciliación, y se debe revisar la responsabilidad de las empresas o compañías europeas; revisar el papel desempeñado a la hora de dar apoyo a este gobierno. Necesitamos que la actuación de las compañías europeas sea transparente, y se deberá tomar medidas en caso de complicidad frente a violaciones de derechos humanos”.

En el plenario estuvo presente la recaptura de Amaya Coppens, detenida luego de llevar agua a las madres que estaban en huelga de hambre en la iglesia San Miguel, de Masaya. Además, los europarlamentarios criticaron la persecución a defensores de derechos humanos, agresiones a periodistas, y el asedio a la Iglesia católica, que incluye sacerdotes y profanación de templos.

Instan a aprobar sanciones

Josep Borrell, representante de la Unión Europea para Asuntos exteriores, instó a los cancilleres europeos a secundar las demandas de los eurolegisladores “para aplicar medidas concretas” al régimen de Managua. Borrell exhortó a votar este 19 de diciembre a favor de los cinco proyectos de resolución sobre la palestra europea que incluyen sanciones.

“Pasemos del dicho al hecho”, dijo por su parte el legislador Javier Nart. “Valorar la permanencia en el Acuerdo de Asociación porque tiene principios democráticos. Apoyar resoluciones sobre elecciones fiables que impliquen una reforma fundamental del Sistema Electoral y la de la justicia vicaria del matrimonio Ortega Murillo. Se debe enviar una delegación a Nicaragua y establecer sin demora una lista de personas a sancionar”.

Borrell enfatizó que la Unión Europea “apoya al pueblo nicaragüense y recuerda que es preciso poner fin a la represión y restablecer el respeto de los derechos constitucionales de todos los nicaragüenses, incluido el derecho a la libertad de expresión, de reunión, de religión y de protesta pacífica”.

Publicado originalmente en Confidencial.