Última Hora

No cabe duda que el Super Bowl LI fue especial para Tom Brady. No solo por el hecho de lograr su quinto anillo de campeón de la NFL, sino también por guiar a los Patriots de Nueva Inglaterra a remontar un partido histórico que perdían 28-3 y terminaron ganando en tiempos extra 34-28.

El título generó una locura no solo en Boston, sino en el NRG Stadium de Houston donde la prensa y los aficionados se abalanzaron sobre sus héroes.

En medio de los festejos, el MVP de la gran final perdió su camiseta de campeón y al entrar al vestuario denunció que alguien se la había sustraído.

"Alguien robó mi camiseta", le indicó al dueño de los Patriots, Bob Kraft, quien, entre risas le dio un simple consejo: "Tendrás que buscarla en Internet".

Este lunes por la mañana el jugador volvió a insistir en que desconocía el paradero de su uniforme.

"La camiseta, la puse en mi bolsa y salí y ya no estaba allí. Es lamentable porque es una buena pieza de recuerdo. Si termina en eBay, háganmelo saber".

Eso sí, el quarterback más ganador de todos los tiempos le restó importancia al hecho.

"Son bastante especiales (las camisetas) para guardar, pero ¿qué puedes hacer, tomaré el anillo y eso es suficientemente bueno para mí", indicó.

Varios paraderos.

El destino de la jersey número 12 de Brady aún es un misterio y en las redes han circulado todo tipo de versiones.

Según informó el periodista Tom Leyden, de Fox 25, la casaca estaba en poder de uno de los auxiliares del equipo, quien se había encargado de recoger todos los objetos que los jugadores dejaban tirados en el campo de juego.

Pero el propio periodista aclaró horas después que aún se desconocía su paradero.

“Por lo que Brady dijo este lunes por la mañana, parece que la camiseta se perdió después de eso.

“Ciertamente pido disculpas por retransmitir cualquier información incorrecta o engañosa y espero que quien tomó la camiseta de Brady haga lo correcto y la devuelva”.

Ante esto, el sitio Blacher Report hizo una publicación de forma irónica con una supuesta foto de la camiseta en el portal de eBay y a un precio de 50.000 dólares como broma por la desaparición.

Finalmente, el usuario Carlos Alberto Garcia posteó una fotografía en la red social de Instagram en el estadio con una camiseta similar a la que usó el mariscal y con el hastag #stolehisjersey.

Aunque no hay seguridad de que sea la verdadera, lo cierto es que ha generado todo tipo de comentarios y peticiones de la gente para que la devuelva a la estrella de la NFL.

De momento el paradero, de ya legendaria jersey número 12 de los Patriots es un verdadero misterio.