Última Hora

Los Packers de Green Bay y los Buffalo Bills lograron este sábado boletos para disputar la próxima semana los títulos de las Conferencias Nacional y Americana de la NFL con sendas victorias sobre Los Angeles Rams y los Ravens de Baltimore, respectivamente.

A primera hora, en Green Bay, los Packers se apoyaron en otra excelente actuación del mariscal de campo Aaron Rodgers para vencer 32-18 a los Rams.

Rogers completó 23 de 36 pases para 296 yardas y dos touchdowns, mientras que sus compañeros Dovante Adams, Aaron Jones y Allen Lazard también aportaran un TD cada uno.

Los Packers irán ahora en la final de la Conferencia Nacional contra el ganador este domingo entre Tampa Bay de Tom Brady y los Santos de New Orleans, para seguir en carrera rumbo al Super Bowl.

"Esto se siente realmente bien en este momento", señaló Rogers después del partido, que se jugó ante una limitada asistencia de 8.456 espectadores.  

"Realmente extrañamos esa parte de la experiencia [el público]", añadió Rodgers. "Así que salir corriendo del túnel esta noche [y ver eso] fue increíble. "Es difícil explicar cuánto significa tener esa energía de la multitud. Pero poder jugar frente a ellos esta noche fue realmente especial".

Rodgers, que ha establecido récords de franquicia en una temporada regular para pases de touchdown (48), ha sido interceptado solamente cinco veces este año.

El partido demostró por qué los Packers fueron el equipo que más puntos anotó durante la temporada regular en la NFL, que además perforó en esta ocasión la mejor defensa de los Rams.

Al comienzo del segundo cuarto un excelente pase de una yarda del mariscal Rodgers se conectó con Adams para touchdown y rompió un empate a tres para poner el marcador 10-3 a favor de Green Bay.

Cinco minutos después de este período, Rodgers pegado a la zona de anotación logró otro TD de una yarda y en la conversión consiguió los dos puntos extras para aumentar la ventaja a 16-3.

Poco más de dos minutos después los Rams consiguieron su primer touchdown cuando el mariscal Jared Goff se conectó con Van Jefferson y acercó el marcador 16-10.

Ya al límite de terminar el segundo cuarto, el pateador Crosby logró un field gol de 39 yardas para irse al descanso intermedio al frente 19-10.

En el tercer período, luego de un ataque terrestre los Packers volvieron a pisar la zona festiva cuando Rodgers le entregó a una yarda el balón a Jones para aumentar a 25-10.

Green Bay continuó con su arrollador paso ofensivo en el cuarto período. Rodgers se conectó con Lazard con un pase de 58 yardas para TD y sellar el marcador 32-18, para su séptima victoria al hilo.

Allen eléctrico de los Bills.

Al cierre, los Buffalo Bills, inspirados por el eléctrico mariscal Josh Allen, doblegaron a los Ravens de Baltimore 17-3 en su Serie Divisional de la Conferencia Americana de la NFL, también ante una presencia limitada de espectadores por el coronavirus.

Buffalo, que no ganaban un juego de playoffs desde 1993, se medirán ahora contra el ganador del partido dominical entre los Brown de Cleveland y los Chiefs de Kansas City, campeones del pasado Super Bowl.

"Nuestro plan de juego defensivo fue increíble", señaló Allen después del juego. "Los muchachos dieron un paso al frente. Hicimos el trabajo para ganar en los playoffs".

Buffalo abrió el marcador del partido a los 13 minutos del primer cuarto con un field gol de Tyler Bass de 28 yardas para el 3-0 en pizarra.

Los Bills se fueron arriba en el tercero 10-3 con el primer touchdown del juego, cuando el quarterback Allen se conectó con con Stefon Diggs, quien se filtró a la zona festiva entre la cerrada defensa de los Ravens.

Allen, candidato a Jugador Más Valioso de la temporada, es la razón clave por la que los Bills igualaron un récord de franquicia al ganar 13 juegos de temporada regular.

El veloz mariscal terminó el juego con 23 pases completados de 37 intentos para 206 yardas y un touchdown, mientras que Jackson, su contraparte, no pudo saborear el TD al completar apenas 14 pases en 24 oportunidades.

En los minutos finales del tercer cuarto, cuando los Ravens se pusieron a las puertas de la zona de meta, el corredor Taron Johnson logró interceptar un pase del mariscal Jackson y con una carrera de 101 yardas de retorno logró el segundo TD de los Buffalo Bills para sellar la victoria 17-3.