Última Hora

La NBA dio a conocer este martes los detalles del entorno en el que sus jugadores reanudarán la temporada en Disney World, donde el aislamiento frente al coronavirus será amenizado con música en vivo, golf y otros entretenimientos y servicios personales.

En un memorándum enviado por la Asociación de Jugadores (NBPA) a los equipos, difundido por medios estadounidenses, se describen también las pautas de salud y seguridad que se establecerán en el complejo deportivo de Disney World en Orlando (Florida) frente a la amenaza del virus.

Los jugadores que decidan no participar en el final de la temporada 2019-2020, que se reanudará el 30 de julio, tendrán que comunicarlo a sus equipos antes del 24 de junio.  

Los equipos llegarán a la "burbuja" de Orlando entre el 7 y el 9 de julio a excepción de los Toronto Raptors, que optan por dejar Canadá e instalarse allí en junio, explicó el medio digital The Athletic, que adelantó el contenido del memorándum.

Los protocolos de prevención se activarán a la llegada de los equipos, que estarán formados por un máximo de 35 personas. Los jugadores tendrán primero que aislarse en sus habitaciones hasta dar negativo en dos tests de coronavirus con 24 horas de separación.

"Los jugadores tendrán la opción de usar una alarma de proximidad que le notificará si pasa más de 5 segundos a menos de 6 pies (1,8 metros) de otra persona que también esté usando una alarma", señaló el memorándum.

Además, los jugadores también podrán llevar un anillo inteligente (Oura) para ayudar a una detección temprana de contagio a través de la medición de temperatura y frecuencia respiratoria y cardíaca.

Todas las personas que accedan al llamado "NBA Campus" serán sometidos a tests de COVID-19 regularmente y tendrán que utilizar mascarilla en todo momento salvo para comer, en sus habitaciones, durante un entrenamiento o una actividad al aire libre en la que estén distanciados de otras personas, como natación.

Hoteles por clasificación

El Campus abarcará el complejo deportivo Wide World of Sports (más de 90 hectáreas), tres hoteles de Disney World, canchas para entrenamiento separadas y otras zonas como un campo de golf y una instalación médica.

Según The Athletic, cada equipo pudo elegir hotel según su posición en la actual clasificación, con los Milwaukee Bucks y Los Angeles Lakers seleccionando primero.

A partir del 21 de julio, los jugadores podrán comenzar a compartir comidas y actividades sociales, como el golf, ping-pong, videojuegos y cartas con las personas de su mismo hotel guardando siempre la distancia de seis pies.

Se establece incluso la prohibición de jugar a ping-pong en parejas para poder cumplir con esa separación.

En el Campus, los jugadores podrán entretenerse con sets de DJ, proyecciones de películas o billar, y contarán con servicios de barbería, manicura, pedicura, yoga y meditación.

Cada uno recibirá tres comidas diarias de Disney World y no podrá pedir a establecimientos fuera del Campus, aunque los jugadores podrán contratar un chef exterior y recibir sus menús.

La NBA recalca que uno de los objetivos en Orlando será atraer la atención para debates e iniciativas en favor de la actual lucha por la igualdad racial y otras causas sociales.

Nadie podrá abandonar el Campus si no cuenta con autorización por una causa de fuerza mayor, como atención médica, nacimiento de un hijo o enfermedad o fallecimiento de un familiar.

Todos los participantes tendrán que dar por su visto bueno por escrito a las normas y quien las incumpla puede ser sancionado con multas, suspensión y expulsión del Campus. La NBA habilitará un número telefónico para recibir reportes de posibles violaciones de normas.

Visitas de invitados

Cada equipo que supere la primera fase de playoffs podrá reservar una habitación de hotel adicional por jugador para recibir a invitados, que antes de acceder al Campus tendrán que pasar tres días de autocuarentena y pruebas de coronavirus.

Antes de reanudar la competición oficial, que terminará el 13 de octubre a más tardar, los equipos podrán jugar tres partidos de preparación contra otros que estén en el mismo hotel.

En los juegos se formarán dos filas en los banquillos, la primera para jugadores y entrenadores, donde no se requerirá mascarilla; y la segunda para el resto del cuerpo técnico y jugadores no activos, donde se tendrá que llevar mascarilla.

En la pista los jugadores deberán evitar escupir, limpiarse la nariz y secar la pelota con su camiseta.

Los protocolos señalan que en caso de "un número pequeño o esperado" de contagios de COVID-19 "no se requerirá una decisión de suspender o cancelar la reanudación de la temporada".

El manual de seguridad fue elaborado junto a la Asociación de Jugadores y con la guía de autoridades de salud estadounidenses, expertos médicos de la NBA y de la compañía Walt Disney.