Última Hora

Tras la protesta colectiva contra el racismo este jueves en el reinicio de la temporada, LeBron James aseguró que los jugadores de la NBA mantendrán sus reivindicaciones sociales durante los meses de competición en Disney World (Orlando).

"Entendemos lo que está pasando en la sociedad ahora mismo y estamos usando esta plataforma de la NBA como jugadores, como entrenadores y como organización para mantener una postura fuerte", dijo 'King' James tras la victoria de su equipo, Los Angeles Lakers, ante Los Angeles Clippers (103-101).

Tanto en ese partido, como en el previo entre los Utah Jazz y los New Orleans Pelicans, todos los jugadores y entrenadores protagonizaron una protesta contra el racismo y la brutalidad policial hincando la rodilla en la pista durante el himno estadounidense.

"Este es un buen comienzo. Es genial tener a la NBA de vuelta y espero que nuestros amigos estén orgullosos de nosotros esta noche", dijo James.

La NBA y sus jugadores se comprometieron a que este final de su temporada esté dedicado a mantener vivo el clima de protesta desencadenado por el crimen del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco dos meses atrás.

Entre otros gestos, los jugadores también saltaron a la pista cambiando sus nombres de las camisetas por mensajes como "Equality" (Igualdad) o "Justice Now" (Justicia Ahora).

Durante la etapa de entrenamientos y juegos de preparación en Disney World, los jugadores pidieron que sus contactos con la prensa estuvieran más dedicados a hablar de asuntos de igualdad racial y justicia social que de basquetbol. 

Tras el estallido de las manifestaciones por el asesinato de Floyd, a las que se sumaron muchos jugadores de la NBA en las calles, se registró la detención del agente que le inmovilizó brutalmente hasta su muerte, así como algunas medidas de reforma policial.

"Ha habido progresos. Pero en el pasado, cuando ha habido progresos, hemos dejado de pisar el acelerador un poco. No podemos hacer eso", recalcó James, quien este jueves prefirió mantener su nombre en la camiseta.

"Estamos lidiando con mucho racismo, mucha injusticia social y brutalidad policial (...) Ahora tenemos los oídos abiertos, pero no podemos parar. Mantendremos el pie en el acelerador como lo hemos hecho en los últimos dos meses", aseguró.

Durante su estancia en la "burbuja", LeBron y muchos otros jugadores han exigido a diario acciones concretas como la detención delos policías que mataron en marzo a Breonna Taylor, una enfermera que fue tiroteada por agentes que irrumpieron en su apartamento en el marco de un pedido de captura de un sospechoso que ya estaba detenido.