Última Hora

Desde el pasado 26 de octubre Costa Rica se convirtió en el primer país del mundo en declarar de interés público el yoga y la meditación “con la intención de generar destinos  de bienestar y estilos de vida conscientes, saludables, sostenibles y en armonía con la Madre Tierra”, mediante el decreto 41424 MD-MS-TUR-MCJ-MEP.​ ​

A partir de ese entonces inició un plan piloto en varias escuelas para implementar las actividades de yoga como parte de la enseñanza en el sistema educativo público del país.

Al día de hoy se imparten las lecciones a niños de primer y segundo grado, en la Escuela Inglaterra en Montes de Oca y la Escuela 15 de agosto en Tirrases de Curridabat, que fueron elegidas como las primeras instituciones por encontrarse en zona de riesgo.

El programa elaborado por Fundación Gaia, se denomina ¨Yo Soy la Respuesta¨ que fue inaugurado por el expresidente Luis Guillermo Solís y se acoge a la resolución de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en la cual se solicita a los Estados “proporcionar un contexto seguro y empoderador para las iniciativas organizadas por jóvenes y niños en la defensa de los derechos humanos relacionados con el medio ambiente “. 

​El propósito del programa es generar personas con conciencia global, con valores y destrezas necesarias para el logro de las metas de desarrollo sostenible, construyendo estilos de vida en armonía con la naturaleza y compensando su huella de carbono.

Nicole Leroy-Beaulieu, directora del programa indicó que los niños reciben una lección semanal de 40 minutos, acompañado de actividades de meditación, respiración, cantos, autoconocimiento y educación ambiental.

Además, aseguró que los niños presentan cambios positivos notables e incluso ellos indican que por medio de la respiración y los abrazos han logrado sentirse mejor.

Este programa aún no se imparte en todas las instituciones públicas del país debido a que en este momento se está en la construcción de prácticas replicables y entendibles para todo el estudiantado público.