Última Hora

Con una escultura en tamaño real le rinden homenaje al rey del calipso, Walter Ferguson.

Ferguson es una leyenda del calipso, un género musical que mezcla el son cubano con el reggae y el ska jamaicano.

El maestro del calipso nació el 7 de mayo de 1919 en Guabito, Panamá; pero muy pronto llegaría a Cahuita, Limón, donde se instalaría para siempre.

Don Walter grababa sus canciones y las vendía en casetes a los turistas que llegaban al Caribe en los años 70. Sus producciones, sin quererlo, le daban la vuelta al mundo.

Sus cintas aparecieron en países como Argentina, Estados Unidos y Canadá.

Si desea más detalles, puede ver el video adjunto.