Última Hora

La Policía Municipal de San Pablo, en Heredia, intervino siete reuniones juveniles en una misma noche. Las aglomeraciones se detectaron por medio de cámaras de vigilancia instaladas en el cantón y durante patrullajes de rutina en conjunto con Fuerza Pública. 

Como se observa en uno de los videos, al menos ocho jóvenes se reunieron en una parada de autobús. Los oficiales intervinieron por el irrespeto al distanciamiento social y el riesgo de contagio de COVID-19. 

Luis Moncada, jefe del cuerpo policial, confirmó que solo durante la noche del martes encontraron a 60 personas reunidas en diferentes zonas como Rincón de Ricardo, Miraflores, San Martín y Pastoras.

"Están agrupados, tienen conductas peligrosas, por ejemplo compartir una misma botella de bebida alcohólica, tomar varios de una misma botella, pasarse cigarrillos", aseguró Moncada. 

"La Policía ha ejercido un control en todas las partes donde no pueden estar, estas agrupaciones, por lo general, ponen bancas en lugares no habiturales: en alamedas, en lotes, en otro tipo de lugares para tratar de estar fuera de las cámaras de vigilancia", añadió. 

En el cantón de San Pablo se han diagnosticado 13 casos de COVID-19, pero según el último reporte del Ministerio de Salud solo queda uno activo. 

Las autoridades hacen un llamado para respetar las disposiciones sanitarias que pretenden, precisamente, un aumento de diagnósticos positivos. 

El jefe de la Policía Municipal confirmó que durante las intervenciones realizadas decomisaron algunas sustancias ilícitas a personas que no superan los 25 años. 

"Cuando se abordan estos grupos, se trata de verificar si existe algún incumplimiento penal o administrativo para aplicar el respectivo procedimiento", concluyó el funcionario.