Última Hora

Una granada para mortero, hallada en San Antonio de Escazú, fue destruida de manera controlada (ver video adjunto).

El artefacto fue reportado por un ciudadano a la Policía Municipal del cantón. Según el jefe del ese cuerpo policial, Freddy Guillén, los oficiales lo resguardaron.

El oficial Brenes, de la Unidad Especial de Intervención y experto en explosivos, realizó la tarea por medio de una detonación controlada.

Aunque se construyó en los años 50, la granada tenía suficiente carga para causar daños, indicaron las autoridades de la Policía Municipal.

Se desconoce cómo llegó el explosivo al punto en donde fue encontrado. Seguridad Nacional y el Organismo de Investigación Judicial continuarán con esta investigación.

Declaraciones alcalde de Escazú: