Última Hora

Un grupo de ciudadanos arriesgaron sus vidas para rescatar a dos perros de raza dóberman que estaban en peligro en la cima de una montaña en Caldera, Puntarenas.

El hecho ocurrió el martes, sin embargo, desde el lunes estaban escuchando los aullidos desesperados de los animales.

Teletica.com conversó con Jafet Arce Laguna, joven que coordinó el rescate y aseguró que ya no aguantaban escuchar el llanto de los perros en el cerro de Caldera que queda detrás de su casa.

“Al principio creímos que talvez eran de algún vecino, pero cuando los aullidos se intensificaron entendimos que estaban en peligro en alguna parte de la montaña”, comentó.

 El joven aseguró que lo primero que hicieron fue llamar al 9-1-1, incluso tiene capturas de la llamada.

“En el 9-1-1 nos redirigieron a la central de Bomberos del Roble y nos dijeron que iban a pasar el caso y luego nos llamaban, al minuto nos devolvieron la llamada y nos dijeron que teníamos que ubicar donde estaban los animalitos, así que nosotros fuimos y subimos un poco el cerro, hasta que los ubicamos en la cima, así que volvimos a llamar a la central de Bomberos y esta vez nos dijeron que eso no era suficiente, que teníamos que ver a los perros y casi que poder tocarlos.

Nosotros les dijimos si pudiéramos verlos o tocarlos no los estaríamos llamando. Pero nos dijeron que lo sentían, pero ese era el protocolo que tenían que seguir. Ante la falta de ayuda tomamos la decisión de armarnos con lo que teníamos en la casa, formamos un equipo yo, mis dos hermanos, mi cuñado, y un sobrino, en total cinco personas.

Decidimos arriesgar nuestras vidas, pero la realidad es que no teníamos la conciencia tranquila si dejábamos morir esos animales en la montaña, así que escalamos con cuerdas, picos, machetes y lo que nos fuera útil”, contó a Teletica.com Arce.

Tras una hora de escalar su esfuerzo dio resultado, ya que ubicaron en la cima a los dos perros asustados de raza dóberman.

“Estaban muertos de miedo, sedientos y hambrientos, no tenemos idea de cómo llegaron ahí, actualmente los tenemos en la casa, es extraño que nadie haya reclamado por ellos, no vemos dueños que los anden buscando”, comentó el joven.

En los videos que grabaron se puede observar lo difícil del terreno, los nervios de los perros, e incluso como tienen que bajar con el animal alzado y arrastrados por las piedras debido a lo empinada de la cuesta.

“Nuestra indignación es sobre todo porque no entendemos cómo los bomberos de San José fueron a sacar un sapo de una casa y aquí en Puntarenas no nos quisieron ayudar, por más que lo necesitábamos, por dicha todo salió bien, gracias a mis dos hermanos, mi cuñado y mi sobrino que junto conmigo pudimos rescatarlos y están a salvo”, escribió Jafet en sus redes sociales.

La labor de estos valientes jóvenes se ha hecho viral en las últimas horas.

Posición del Cuerpo de Bomberos

Teletica.com hizo la consulta a la oficina de prensa del Cuerpo de Bomberos, quienes investigaron lo ocurrido y nos indicaron que los encargados de las estaciones del Roble, Puntarenas y Orotina aseguraron desconocer de alguna solicitud que se haya realizado con relación al rescate de perros.

“Aprovechamos para insistir a la población costarricense que estamos siempre dispuestos a ayudarlos, pero que es necesario siempre, siempre, llamar al 9-1-1 para alertar cualquier emergencia, ya que a veces nos ingresar solicitudes por Facebook o por correo electrónico y esos no son los canales correctos.

Con eso no decimos que esta situación se haya presentado en esta emergencia en particular, lo que tenemos es que las estaciones indican que no recibieron esa alerta, pero si pedimos a la gente que siempre que tengan una emergencia llamen directamente al 9-1-1”, comunicó Josué Lara del Cuerpo de Bomberos.

Indiferentemente de si hubo falta de comunicación o no, lo importante del caso, como aseguró Jafet Arce, es que ellos lograron rescatar a los perros y ahora los tienen bajo su cuidado.