Última Hora

Una tortuga que llevaba un estañón amarrado a su aleta derecha fue rescatada por un equipo de oficiales del Servicio Nacional de Guardacostas este domingo.​

La situación se registró en el sector de Salsipuedes, en la Península de Osa.

Los agentes Minor Mendoza y Pablo Bravo se lanzaron al mar para acercarse al animal, quien estaba angustiado y flotaba a duras penas.

Según indicaron las autoridades a simple vista parecía un bulto pero resultó ser una tortuga de gran tamaño que arrastraba un estañón de plástico de color azul, atado con cuerda a su aleta derecha.

Los oficiales lograron quitarle el pesado estañón y, tras corroborar que la tortuga podía seguir por sus propios medios, la dejaron marcharse.