Última Hora

Una de las víctimas de tráfico de riñones dijo la mañana de este lunes en el juicio que se sigue contra cuatro médicos y un comerciante, que recibió 10 millones de colones por donar su órgano.

Es la primera de las 14 víctimas que declara en el juicio que se sigue contra cuatro médicos y un comerciante, por el delito de trata de personas con fines de extracción ilícita de órganos.

Se trata de una costarricense vecina de Curridabat, quien dijo a los jueces que, al momento de ser contactada por una exoficial de la Fuerza Pública, pasaba por una dura situación económica.

Esa expolicía es la testigo clave de la Fiscalía, pues contactó a 11 de las 14 víctimas.

La mujer declaró que para marzo del 2013 la citaron en un hotel capitalino con el fin de tramitar el acuerdo de donación de su órgano.

"Me citaron en un hotel por el Morazón (el parque) con la persona que iba a recibir el órgano, la esposa y el doctor Mora Palma y un abogado, las cuales yo firmé un acta donde hacía constar que yo no iba a recibir absolutamente nada por la donación…"

La mujer agregó que los 10 millones de colones que supuestamente le pagaron por su riñón, los recibió en tractos.

"Este señor los pagos me los hizo en el consultorio en el hospital, me pagó una parte en colones, otra en un cheque y otras en unos dólares, hasta llegar a terminar de pagar el monto que ellos supuestamente pagaban".

Durante esta semana declararán las demás personas que figuran como víctimas y que recibieron pagos de entre 3 y 10 millones de colones por dar uno de sus riñones.

Los imputados en este proceso son los doctores Francisco Mora Palma, Maximiliano Mauro, Fabián Fonseca, Víctor Monge y Dimostenes Katsigiannis, quien era dueño de una pizzería.