Última Hora

En recipientes viejos y sucios almacenaban café y azúcar para vender de forma ambulante en la capital.

Oficiales municipales encontraron los productos en las cercanías del hospital San Juan de Dios y aseguran que decomisos como este son cada vez más comunes.

Los ambulantes ofrecen bebidas, repostería y hasta frutas sin cumplir los requisitos sanitarios para la venta de alimentos.

Para no poner en peligro la salud, las autoridades piden evitar la compra de alimentos en la calle.