Última Hora

Varios sectores señalan que la renuncia de la ministra de Educación, Giselle Cruz, es insuficiente y piden al gobierno aclarar el por qué se realizaron esos cuestionarios que interrogaban a los estudiantes sobre datos privados de los hogares.

Cuatro cuestionarios sumaban alrededor de 600 preguntas, que incluían una indagación de la vida privada de los hogares y que debían contestar niños o niñas de 10 a 11 años. Cruz renunció, pero el tema aún no se aclara.

Por medio de una carta, hasta la fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC) en la Asamblea Legislativa pide a la casa presidencial dar explicaciones de lo ocurrido con esas pruebas FARO. Jonathan Prendas, diputado del Partido Nueva República y Oscar Aguilar Bulgarelli, académico y escritor, se unieron a esta denuncia.

Youtube Teletica