Última Hora

"Pienso así, cortamente, que uno es inocente hasta que no se pruebe lo contrario". Esas fueron las declaraciones de Carlos Solís, exgerente financiero del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), tras quedar en libertad este sábado.

El funcionario público es uno de los investigados por el caso "Cochinilla". 

Según el expediente judicial, es sospechoso de aceptar dádivas a cambio de favorecer a empresas constructoras.

"Es lo único que les voy a decir", aseguró antes de subir a un vehículo que lo llegó a recoger a las afueras de los Tribunales del II Circuito Judicial en Goicoechea (ver video adjunto).

Las medidas cautelares dictadas contra Solís son firmar una vez al mes e impedimento de salida del país.