Última Hora

La salida de Julián Solano de la Unafut supone un nuevo reto para la reestructuración del fútbol nacional, ya que se convierte en una oportunidad para cambiar el rumbo de la institución y del balompié costarricense.

De momento, la figura de un comisionado con total poder para tomar decisiones e imponer reglas, similar a la MLS, fue descartada por los presidentes de los 12 clubes de la Primera División.

“No conviene un comisionado que pueda hacer todo lo que quiera sin darle cuentas a nadie. Esa figura en Costa Rica es muy difícil que pueda ser la idónea”, indicó Solano, quien dejará su puesto el 17 de febrero del presente año.

Eso sí, recomendó que la nueva cabeza de la Unafut debe tener mejores condiciones a las actuales, tanto en remuneraciones como autonomía para tomar ciertas decisiones.

“Mi posición es que se debe mantener un Consejo Director y un Presidente Ejecutivo a tiempo completo, asalariado y con dedicación exclusiva”, agregó.

Según el jerarca esto permitirá agilizar decisiones que requieren inmediatez.

Los presidentes de los clubes serán los encargados de definir el nuevo rumbo que tomará la presidencia ejecutiva de la Unafut.

Spotify TeleticaRadio