Última Hora

Alrededor de 100 vecinos de Turrialba se reunieron el 19 de mayo para proponer soluciones a los problemas de su cantón mediante el plan de desarrollo “Turrialba piensa en grande”.

Entre las dificultades a atender en el cantón están el desempleo, la inseguridad, el turismo, la reactivación económica y la movilidad.

Para el primer trimestre de 2019, 276.000 personas buscaron empleo y no lo encontraron, esto representa un 11,3 %, Turrialba sobrepasa la tasa nacional.  Se observó 47.000 más desempleados al comparar con el mismo periodo del 2018, según una encuesta del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC).

Los turrialbeños ante esta situación propusieron la atracción de una zona franca para Turrialba, abaratando costos y dando mejores facilidades al empresario.

Además, apoyar al emprendedor actual y buscar acuerdos con dueños de locales comerciales para mitigar costos en alquileres y propiciar el crecimiento ordenado en materia comercial.

En relación con la inseguridad, el organizador de la actividad, el periodista y abogado Carlos Hidalgo Flores, propuso la consolidación de una Policía Municipal y un Centro de Monitoreo Digital que maximice los recursos, siguiendo modelos exitosos de otras municipalidades.

Se hará una coordinación permanente con autoridades de Gobierno para la realización de operativos que permitan detener a los que delinquen, así como instar a las personas a denunciar para que las autoridades judiciales puedan investigar y desarticular estos grupos.

“No podemos permanecer al margen de lo que está impactando a Turrialba y más allá de criticar, debemos ponernos a trabajar desde ya y eso es lo que estamos haciendo, agradezco a las decenas de personas que creen que sí es posible progresar y están trabajando”, expresó Carlos Hidalgo Flores.

Finalmente, en materia de turismo, se valoró la consolidación de Turrialba como Ciudad Turística Inteligente. La Organización Mundial del Turismo (OMT) aconseja a las ciudades que abracen la estrategia de los destinos turísticos inteligentes para hacer frente así al boom del turismo urbano y mitigar los riesgos que conlleva un crecimiento desordenado.

Durante la reunión se habló también de rendición de cuentas en los distritos, obras sociales para atender temas como indigencia, drogadicción, deportes, arte y cultura, educación, infraestructura, protección animal y embellecimiento del cantón.

Turrialba tiene un índice de Gestión Municipal de 48, según la Contraloría General de la República, lo que significa que está entre los cinco peores cantones el país.