Última Hora

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) anuló el matrimonio de Jazmín Elizondo y Laura Flores, mujeres que aprovecharon un error del Registro Civil para casarse, ya que una de ellas fue inscrita como hombre. 

Luis Guillermo Chinchilla, Oficial Mayor Civil del TSE, confirmó a Teletica.com que se canceló el asiento registral de ese matrimonio tras recibir la orden de un juez. 

Mediante sentencia 307-2020 del 12 de mayo de 2020, Francis Porras León, Juez Decisor del Juzgado Notarial, ordenó a Chinchilla que "procediera con 'la cancelación definitiva e inmediata' de ese matrimonio y que lo hiciera  'dentro de las 24 horas' después de haber recibido la notificación por correo", indicó el funcionario. 

"La notificación la recibí en mi buzón de correo institucional y del despacho que represento a las 15:55 y a las 16:02 del 13 de mayo, desde las cuentas de correo electrónico del Juez y del Juzgado Notarial, respectivamente. Por eso, el asiento registral de ese matrimonio fue cancelado y, a través del oficio DC-1976-2020, se le hizo saber a la autoridad judicial que lo ordenado fue cumplido", explicó el jerarca del Registro Civil. 

Tan solo unos minutos antes, este medio conversó con Jazmín y Laura, quienes no escondieron su frustración.

“Hay un juez que está persiguiéndonos y nos quiere anular el matrimonio. El señor dice que él puede crear las leyes, y que está en un proceso de 24 horas para anular el matrimonio, se lo exigió al Tribunal Supremo. El asunto ha sido tanto de persecución que aún ahora a 12 días de que el matrimonio sea legal para todos, todavía hay jueces y locos que intentan anular nuestro matrimonio que claramente está con todas las de la ley, ya pasamos por un proceso legal”, dijo Elizondo. 

“No nos llaman como testigos ni nada. Cuando nos dimos cuenta el señor está haciendo un alboroto, entonces no nos deja defendernos. Mandó al tribunal una orden judicial al Tribunal Supremo para que nos anulen el matrimonio en 24 horas. La mandó ayer y hasta hoy nos dimos cuenta”, agregó.

Apelación

En febrero, el Juzgado Notarial había anunciado la anulación y la suspensión por 13 años del abogado Marco Castillo, quien casó a las mujeres. Sin embargo, ellas presentaron una apelación que fue respondida esta semana por el juez Francis Porras (12 de mayo).

En el documento se lee: "Lo procedente jurídicamente es ordenar la ejecución inmediata de la medida cautelar de cancelación de los asientos registrales de inscripción del matrimonio de las apelantes. En razón de que la escritura de matrimonio cuestionada en este expediente es absolutamente nula por ser absolutamente falsa, por que así se ha probado y así se ha declarado en la sentencia 45-2020".