Última Hora

Tres personas se han intoxicado con dióxido de cloro en Costa Rica. Así lo reporta el Centro Nacional de Control de Intoxicaciones. 

El caso más reciente ocurrió la tarde este miércoles en Grecia, Alajuela. Al parecer, dos personas consumieron un vaso del químico diluido. Inmediatamente, comenzaron con los síntomas. 

Según la doctora Viviana Ramos, directora del Centro, los esposos vomitaron tres veces en una hora y presentaron un dolor de estómago muy fuerte. 

"Ellos utilizaron el dióxido de cloro que compraron y prepararon el kit. Utilizaron 30 mililitros del dióxido de cloro en un litro de agua y de esa preparación se tomaron 250 mililitros cada uno, aproximadamente eso es un vaso", explicó Ramos. 

Los pacientes de 36 años tuvieron que trasladarse al Hospital de Grecia para recibir atención médica. Los profesionales investigan hace cuánto tomaban esta sustancia y las implicaciones que pudo generar en la salud de los pacientes. 

Otro caso

El caso de la pareja anterior no es el primero en Costa Rica. El Centro Nacional de Control de Intoxicaciones reportó otro el pasado 1° de setiembre, pero no por consumo sino por inhalación. 

"Se trata de una femenina de 30 años, la cual inhaló los vapores del producto que un familiar guardaba en la refrigeradora. De inmediato, la paciente presentó tos persistente y productiva (con mucha flema), realmente se escuchaba muy afectada. No podía ni hablar porque empezaba a toser, además tenía mucha irritación de garganta y dolor de cabeza", informó la doctora Ramos.

Los expertos recomendaron a la paciente acudir a los servicios de salud para su valoración. 

El Ministerio de Salud y otras instituciones han insistido en el riesgo de tomar dióxido de cloro como un "tratamiento preventivo" contra el COVID-19. Según las autoridades, el uso para ese fin no tiene sustento científico y, por el contrario, podría generar problemas como irritación del tracto respiratorio, lesiones cáusticas graves en nariz, boca y faringe, así como tos, broncoespasmo, edema pulmonar y neumonitis química.

"Lo que está pasando es muy serio: se lo dan a los niños, lo toman personas asmáticas que son de altísimo riesgo. Lamentablemente, estamos seguros que los pacientes no están acudiendo de manera oportuna a la atención médica porque existe muy mala orientación de parte de las personas que recomiendan el consumo de estos productos; por ejemplo, les dicen que el vómito o diarrea que puede causar la ingesta de esta sustancia significa que el producto está actuando, como señal que el producto funciona", aseguró la experta.

Hace menos de un mes, medios internacionales reportaron la muerte de un niño de cinco años en Argentina, un día después de consumir dióxido de cloro. Según las publicaciones, la sustancia, a la que erróneamente le atribuyen propiedades curativas, hizo que el menor entrara en paro cardiorespiratorio. El caso está en investigación. 

En caso de emergencia, llame de inmediato a las autoridades a la línea 9-1-1 o al 800-INTOXICA (800-4686-9422).