Última Hora

Tres días tienen acampando los transportistas de servicios especiales en las afueras del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT).

Estos trabajadores forman parte de los más afectados por la crisis económica provocada por la pandemia.

Transportan estudiantes y turistas y este año sus ingresos cayeron drásticamente por el cierre en las fronteras y la suspensión de clases presenciales.

Aún así el Consejo de Transporte Público (CTP) les está cobrando ₡130 mil que deben cancelar cada año.

Saben que deben pagarlo, pero piden que se les cobre de manera fraccionada porque cancelarlo todo antes de que se acabe el año se les complica mucho.

A estas personas, al igual que a los taxistas, se les realizó un rebajo gracias a un proyecto de ley.

Pero dicen que las autoridades del CTP no han sido equitativo con todos.

Denuncian que a los taxistas les perdonaron parte de una deuda y a los de rutas regulares se les permitió pagarlo por tractos.

El director del CTP, Manuel Vega dice que ya se les hizo una rebaja significativa y deben cumplir con la obligación que les corresponde.

Los transportistas se quedarán hasta horas de la tarde para no afectar a los agricultores que hacen la feria en ese espacio.

Pero de no obtener una respuesta que los beneficie, regresarán el próximo martes.