Última Hora

Si su horario de trabajo es nocturno, debe redoblar esfuerzos para cuidar su salud.

Las personas que trabajan de noche tienen mayor riesgo de engordar, pues comen a horas irregulares y queman menos calorías al dormir durante el día. 

Cuando se está despierto en momentos en los que se debería descansar, las hormonas relacionadas con el hambre y la saciedad se desequilibran y esto afecta la alimentación, el metabolismo y aumenta el deseo de comer más de lo necesario.

El cansancio provoca sedentarismo y, en consecuencia, el gasto calórico disminuye. Esto afecta aún más si la persona sobrepasa la jornada ordinaria de trabajo efectivo.

Recuerde que el sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo que predisponen a enfermedades cardiovasculares, diabetes y cáncer.

Spotify TeleticaRadio