Última Hora

Nacional

Todo lo que tiene que saber si va a tomar la ‘pastilla del día después’

Ante la reciente comercialización de la pastilla en el país, Teletica.com consultó con la ginecóloga Angélica Vargas para aclarar ciertas dudas que rodean el consumo de este nuevo producto

Luanna Orjuela Murcia 19/6/2019 05:42

Tras el inicio de la comercialización de la ‘pastilla del día después’ en el país, Teletica.com consultó con la ginecóloga Angélica Vargas para aclarar ciertas dudas que rodean el consumo de este nuevo producto.

Primero es importante saber qué es la pastilla de emergencia y cómo funciona.

La especialista explicó que actúa atrasando la ovulación, así se disminuye el riesgo del embarazo. Otro mecanismo es que espesa el moco cervical y dificulta el paso del espermatozoide a través del cuello uterino, esto gracias a la hormona progesterona.

“Al no ovular no hay posibilidad de embarazo, o se disminuye en manera muy importante si se toma en las primeras 72 horas. Si se toma después de eso la efectividad se disminuye muchísimo porque ya no vamos a prevenir esa ovulación. Entre más rápido se tome, más efectivo”, indicó Vargas.

Efectos secundarios

La pastilla tiene una dosis de una hormona femenina llamada progesterona, relativamente baja que tiene muy pocos efectos secundarios.

Entre los que se podrían presentar están la gastritis y en ocasiones mucho sueño.

¿Y si ya existe un embarazo?

Si ya hay fecundación no se afecta la implantación de la célula en el útero, además, no tendría ningún efecto negativo como pérdidas o malformaciones.

La razón es que la progesterona es una hormona que sostiene el embarazo, un ejemplo es que se dan tratamientos con la misma cuando hay una amenaza de parto prematuro.

“Totalmente contrario a que sea abortivo, la progesterona es un método que protege los embarazos, es importante quitar ese concepto tan equivocado que existe”, destacó la doctora.

La ginecóloga y el Colegio de Farmacéuticos insisten a la población en resaltar que la pastilla del día después debe verse como un anticonceptivo de emergencia, no como un método regular de anticoncepción.

 “Se debe usar solamente en caso de emergencia, cuando el anticonceptivo usual haya fallado o no se haya utilizado del todo. No se debe tomar a la ligera,” finalizó Vargas.

Es recomendable que, si la mujer tuvo que acudir a esta medida, de inmediato se preocupe en buscar un anticonceptivo permanente que se adapte a sus necesidades para evitar más escenarios como el anterior.

La Portega (Levonorgestrel) se vende a un precio sugerido de ₡18.000, sin receta médica y fue aprobada recientemente por el Ministerio de Salud.