Última Hora

La campaña del Instituto Costarricense de Turismo, “Vamos a turistear”, cerró el 2020 con un aumento del 26% en comparación con el año anterior.

Esto significa que, en medio de la pandemia por el COVID-19, la deuda de los costarricenses para turismo creció en casi ₡3.500 millones si se comparan los números de la misma campaña en 2019.

La Asociación Bancaria Costarricense, que reúne a las principales entidades financieras públicas y privadas, reportó el año pasado 168.150 transacciones para esta campaña, casi 10 mil más que en 2019 cuando se realizaron 158.804.

Ese aumento permitió que los montos prestados para “Vamos a turistear” pasaran de ₡13.302 millones a ₡16.771 millones.

La iniciativa, que ofrece financiamiento sin intereses hasta por 12 meses para promover el turismo nacional, se realizó entre agosto y diciembre como una medida de incentivar a uno de los sectores más golpeados por la crisis sanitaria y económica.

“Esta campaña fue todo un éxito, si vemos el comparativo con los mismos meses del 2019, tenemos 9346 transacciones más en 2020 y un aumento, entre ambos años, en el monto total de esas operaciones por encima de los 3.400 millones de colones. Esto sin duda fue un gran apoyo para el sector turístico del país, por eso el ICT está planteando continuarla durante el verano del 2021”, aseguró María Isabel Cortés, directora ejecutiva de la ABC.

Cortés añadió que ya el ICT presentó la solicitud formal para ampliar ese plazo durante este verano y que el monto destinado dependerá de la demanda que exista en el mercado.