Última Hora

Por primera vez en la historia, un grupo de científicos documentó la travesía completa de un tiburón ballena desde la Isla Galápagos, en Ecuador, hasta la Isla del Coco en Costa Rica.

Coco, una hembra adulta de aproximadamente 12 metros de largo, realizó la travesía de 1.100 kilómetros en tres semanas: ella fue marcada a mediados de agosto mientras navegaba al norte del archipiélago ecuatoriano y el 5 de setiembre anterior se reportó su presencia en aguas del parque nacional costarricense.

El registro es de suma importancia para la comunidad científica, pues confirma la conectividad entre ambas áreas protegidas y la existencia de un corredor biológico para cientos de especies marinas.

“Muestra de forma evidente la importancia de mantener alianzas regionales en la conservación de especies migratorias, que sirven de corredores biológicos marinos, como el existente entre Ecuador y Costa Rica “, dijo Danny Rueda, director del Parque Nacional Galápagos.


Geiner Golfín, del Programa de Manejo de Recursos de la Isla del Coco, explicó que lo fascinante de este caso es que nunca antes se había documentado el viaje completo, pero sí se conocía de largos desplazamientos de estas especies. 

"Básicamente lo que creemos y consideramos es que las áreas protegidas le dan un resguardo de protección y probablemente de alimentación. Este tipo de especies se alimentan de otras menores, que al ser este un corredor pues abundan en la zona.

"De estos tiburones aún se sabe poco, los expertos los han estado estudiando, tanto su biología y ahora cómo interactúan entre islas, que ambas son de origen volcánico y que además las conecta una cordillera submarina, que imaginamos les sirve como una carretera a estos", dijo Golfín.

Galápagos registra una de las mayores poblaciones de tiburones ballena, hembras y adultas, del mundo. Usan esta área como zona de rutas, lo que lo hace un destino muy atractivo para los turistas que disfrutan del buceo con estos gigantes del océano.