Última Hora

Desde que fue elegida fiscala general en 2018, Emilia Navas se ha inhibido de nueve casos.

La jefa del Ministerio Público se ha visto salpicada por la polémica del escándalo “Cochinilla” luego de trascender que siempre estuvo apartada de la investigación pues su esposo, Francisco Campos Aguilar, figura como defensor en el bando de los señalados.

La fiscala hizo oficial hoy que no participará del caso y que, al igual que el resto del país, se dio cuenta el lunes del nuevo remezón que sacude la administración de Carlos Alvarado.


Recordó, en una extensa comparecencia ante la prensa, que desde que fue nombrada por los magistrados ha debido inhibirse de nueve casos, incluyendo este último, aunque no precisó en todos los casos sus razones.

Aclaró que suma dos inhibitorias en la Fiscalía de San Joaquín de Flores, relacionadas con una empresa de electrodomésticos, así como una más en la Fiscalía Adjunta de Alajuela por un caso de estafa.

Además, se apartó de una investigación donde figura como imputado un familiar de una fiscala adjunta de su equipo de trabajo y otra donde el denunciado es un primo hermano suyo, también de apellido Navas.

Finalmente, puntualizó que hay otros cuatro casos, incluido “Cochinilla”, donde su esposo es la razón de esa decisión. 

El primero es el de la Ruta 27 donde es señalada la empresa concesionaria, a la que defiende Campos. Lo mismo sucede en el caso de la fallida refinadora en Moín y la empresa conjunta entre Recope y la china CNPCI, conocida como Soresco.

Por último, en el caso de la corporación de inversiones Aldesa, señalada por el no pago a sus acreedores en medio de un proceso de quiebra, el esposo de Navas figura como defensor del presidente de la empresa, Javier Chaves.

En todos estos expedientes, el Ministerio Público ha perdido a su cabeza, pero Navas insistió en que esto no afecta en nada el proceso, sino que más bien lo fortalece en aras de la credibilidad y la transparencia.

“Eso demuestra que la Fiscalía, sin importar qué tan poderoso sea el investigado o quién sea el abogado defensor, investigaron, allanaron… Sin importar quién o quiénes sean sus abogados (…) Eso me da un orgullo impresionante”, dijo la fiscala.

Navas añadió que al país “le interesa y sirve” que ella siga al frente del Ministerio Público, esto pese a los cuestionamientos y solicitudes de renuncia que han salido de la Asamblea Legislativa y también del propio Poder Judicial en caso de los sindicatos.