Última Hora

No quedó nada de la casa y la propiedad de la familia Vargas Garbanzo, ubicada San Vito de Coto Brus. En noviembre del 2020 el desprendimiento de una montaña destruyó en segundos el esfuerzo de toda una vida.

Pero lo más grave fue que don Geovanny Vargas quedó atrapado entre el lodo y los escombros, y cuando tenía lo peor se aferró a una esperanza.

“En el momento creí que solamente yo estaba vivo, porque lo único que me quedó afuera fue la cabeza y el brazo. Yo miraba alrededor y solo había barro y yo sentí una gran alegría cuando vi que mis dos hijos llegaron, y me quitaron la tierra de la cara, Yo sentí un alivio cuando vi a mi esposa y a mi hija”, dijo el hombre entre lágrimas.

Este agricultor de la comunidad de La lucha de San Vito recuerda que con el paso de los minutos la respiración se le cortaba cada vez más.

“Yo iba perdiendo la respiración cada vez más, ellos no encontraban que hacer”, añadió.

Don Geovanny precisa que estuvo atrapado en el derrumbe durante más de 30 minutos; los más largos de su vida. Estuvo hospitalizado casi un mes, pues sufrió lesiones en el brazo derecho y varias costillas se le fracturaron.

Esta familia atribuye al Rezo del Rosario el Milagro de estar vivos y esperan que pronto puedan volver a la vida que llevaban antes de la tragedia.

Spotify TeleticaRadio