Última Hora

El sistema penitenciario costarricense registra, a la fecha, 34 casos activos de COVID-19 entre privados de libertad y funcionarios.

Tres nuevos contagios se confirmaron en las últimas 24 horas y fueron anunciados este jueves por el Ministerio de Justicia y Paz.

“Uno fue detectado en el CAI Vilma Curling, centro al que ingresó el 16 de julio anterior una vecina de una localidad en alerta naranja que estuvo detenida en celdas judiciales. El otro caso es el de una funcionaria del Centro de Atención Semi Institucional La Mujer y el último es un trabajador de equipo móvil del CAI Jorge Arturo Montero Castro, quien fue diagnosticado mientras se encontraba de vacaciones”, señaló Justicia.

El caso de la funcionaria del Centro de Atención Semi Institucional La Mujer se da porque ella tuvo contacto con una privada de libertad, trabajadora de la panadería del Centro de Formación Juvenil Zurquí, quien dio positivo en una prueba días atrás.

Hasta ahora se reportan cuatro funcionarios recuperados, todos son policías penitenciarios.

Tres de ellos se recuperaron en los últimos días: uno trabaja en el CAI Carlos Luis Fallas, el otro en el CAI Gerardo Rodríguez y uno más del Complejo Occidente en San Rafael de Alajuela.

Los centros que a la fecha poseen algún módulo bajo aislamiento son el CAIS de San Ramón, el CAI Vilma Curling, el CAI Luis Paulino Mora, el Centro de Formación Juvenil Zurquí y dos módulos del CAI de Liberia.