Última Hora

"La Asociación Nacional de Educadores (ANDE) está consternada e impactada, definitivame

nte, porque ya están muriendo compañeros y compañeras en las aulas". Esa fue la reacción de Gilberto Cascante, presidente del sindicato, luego de enterarse de la muerte de una orientadora del Liceo de Costa Rica, quien estaba contagiada de COVID-19.

El representante aseguró que luchan para que sus afiliados tengan condiciones seguras y no se expongan a la hora de trabajar presencialmente.

"Para nosotros es importante que se sepa que la lucha en el Ministerio de Educación ha sido siempre, desde el inicio de la pandemia, para que se vacune a los docentes de primaria, secundaria y preescolar. Que todos estos docentes tengan los mejores condiciones de higiene en sus centros educativos", agregó.

La reacción de Cascante llega justamente el día que Costa Rica registró un récord de contagios diarios: 1.776 en las últimas 24 horas.

Ante la situación actual se le consultó a la ministra de Educación, Giselle Cruz, si se analiza suspender las clases presenciales. Pero, por el momento, la respuesta es negativa. De acuerdo con la jerarca, mantienen un monitoreo constante (ver video adjunto)

"Producto de este análisis se ha logrado determinar que no existe un crecimiento acelerado de la cantidad de casos que haga necesaria la suspensión de los servicios presenciales a nivel nacional, regional o en ningún centro educativo en específico", dijo Cruz.

"De darse alguna situación meritoria, el MEP, en coordinación con el Ministerio de Salud, podrán tomar las medidas que salvaguarden la salud de nuestra comunidad educativa, sin embargo, en este momento no existe ninguna determinación en este sentido, y el servicio educativo continuará en la modalidad combinada con que se inició el curso lectivo 2021, en todo el país", agregó.

Declaraciones de Gilberto Cascante: